El enorme gesto del entrenador del PSG a Messi luego de que el club no le hiciera un homenaje por el título en el Mundial

Christophe Galtier destacó el partido del delantero argentino en su vuelta a la titularidad en la victoria por 2-0 en el Parque de los Príncipes

El entrenador del París Saint-Germain (PSG), Christophe Galtier, se marchó del Parque de los Príncipes con la satisfacción del deber cumplido. Su equipo venció 2-0 al Angers por la fecha 18 de la Ligue 1 y el líder del grupo se mostró muy elogioso con Lionel Messi, quien regresó a la titularidad después de haber sido campeón del mundo con la selección argentina.

El delantero anotó el último tanto del encuentro disputado como local para el líder del certamen, pero contribuyó en otras acciones colectivas y sumó algunos toques de distinción después de haber gozado de sus vacaciones en Rosario. “Hoy nuevamente vimos al mejor jugador del mundo”, manifestó Galtier después del encuentro en diálogo con la plataforma francesa Prime Video Sport sobre la actuación del futbolista de 35 años.

Uno de los detalles para entender esta declaración reside en el marco que antecedió al encuentro. En medio de múltiples homenajes en cada uno de los clubes a los campeones del mundo, Messi enmarcó un enorme asterisco que extrañó al mundo del fútbol. Las muestras de cariño fueron un pasillo de campeón realizado por el plantel a uno de sus referentes en la vuelta a las prácticas en París sumado a una tímida ovación cuando fue anunciado como titular en la pantalla del estadio. Unos gestos que se tornan diminutos ante la dimensión de la institución a nivel mundial. Su salida rauda del césped tras el pitazo final de Eric Wattellier fue un detalle que no pasó desapercibido y esta aseveración del técnico, que llegó esta temporada al club, disminuyen los humos de todo lo que sucedió en la previa.

En este sentido, se refirió a su regreso ante los hinchas del PSG: “Felicitaciones a nuestro público por recibirlo y animarnos durante todo el juego. Créanme, le alegra el corazón”. “Leo quería jugar, volvió bien físicamente y cuando lo tenemos en el campo tenemos ocasiones aseguradas. Las cosas cambian mucho cuando está con nosotros. Está feliz después de ganar el único título que le faltaba”, manifestó. Y agregó: “Pudo jugar todo el partido, eso es muy bueno”.

En octubre pasado, el hombre de 56 años había manifestado que aún no veía la mejor versión de la Pulga: “Leo está muy bien en lo mental. Tengo la suerte cada mañana de tenerlo en los entrenamientos. Es un jugador muy altruista, que juega con sus compañeros. Ha vuelto a sus estándares estadísticos de cara al arco y obviamente puede volver a ser el mejor jugador del mundo, porque está feliz y en buena forma física”. Un escenario que cambió tras la consagración de su selección en el Mundial de Qatar, pero habrá que esperar para ver cómo se tomará estos halagos otra de las figuras del equipo como Kylian Mbappé, a causa de la rivalidad que posee con el argentino para ser el mejor jugador del mundo.

A continuación, Galtier dialogó para los medios oficiales de la institución como para Canal+ de Francia sobre lo que dejó un encuentro con “dos goles magníficos” de su equipo. Allí, fue consultado por la vuelta a la competencia a muy pocos días de la conclusión de la Copa del Mundo y cómo afectó esta situación en el seno del plantel: “Hizo que tuviéramos muchos jugadores ausentes, que el grupo estuviera muy disperso y que poco a poco todo el mundo vaya volviendo y reencontrándose”. “Para el grupo era importante encontrar a Leo, y para él también era importante encontrar al equipo”, expresó sobre la preponderancia de su presencia dentro de la formación.

Además, reconoció una falta de intensidad en algunos espacios del duelo y lo vínculo a una cuestión de entrenamientos: “No todos están al mismo nivel físico. Nos faltó ritmo y hay errores técnicos a los que no estamos acostumbrados”. Serán detalles a evaluar con el fin de corregirlos porque el París Saint-Germain se encamina a ser bicampeón de la Ligue 1, ya que le lleva seis puntos al Lens, su inmediato perseguidor, y el gran objetivo del semestre será la tan anhelada UEFA Champions League. El 14 de febrero enfrentará al Bayern Múnich como local, mientras que la vuelta será el 8 de marzo en suelo alemán para definir uno de los clasificados a los cuartos de final.

Con Información de Infobae