El 41% de los uruguayos se opone a la reforma de las jubilaciones

El proyecto amplía la edad jubilatoria a 65 años y es uno de los grandes proyectos de Luis Lacalle Pou para 2023. El apoyo alcanza al 26% de los encuestados

Se conocieron los números de la encuesta de la empresa “Equipos Consultores” sobre la opinión que los uruguayos tienen acerca de la reforma jubilatoria, que propone el gobierno y que está a estudio del Parlamento.

Los encuestados muestran una estructura de juicios dividida y de saldo negativa sobre la opinión de la reforma de la seguridad social, según informa Subrayado (Canal 10). Un 26% dice estar muy de acuerdo o de acuerdo con la reforma, un 16% no está ni de acuerdo ni en desacuerdo, un 41% está en desacuerdo o muy en desacuerdo y el restante 17% no se pronuncia sobre el tema.

Los datos parecen mantener una estructura similar a lo largo del tiempo. En todo el segundo semestre de 2022 se ha encontrado un escenario dividido de saldo negativo, más allá de que los juicios contrarios a la reforma se incrementaron levemente en diciembre (de 36% a 41%).

Para el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou la reforma de la seguridad social es necesaria, solidaria y sostenible. El mandatario afirmó que la iniciativa beneficia a las personas con jubilaciones más bajas. “Es un acto de responsabilidad nacional y no se lo vamos a dejar al próximo gobierno”, dijo.

La opinión del presidente no es compartida por el Frente Amplio, el partido de la oposición. Pero tampoco los trabajadores nucleados en la central sindical PIT CNT, están de acuerdo, ya que consideran que muchos aspectos del proyecto son un retroceso en los derechos laborales.

La central sindical uruguaya espera un año de fuerte movilización, y ya en pleno verano se están entregando folletos con información a la población tanto en playas como ferias vecinales. Ya que para PIT CNT esta reforma “no es justa, ni necesaria para el trabajador”.

Opinión según la posición ideológica

En cuanto a las diferencias ideológicas, quienes se identifican de izquierda o centro-izquierda están ampliamente en desacuerdo con la reforma (71%), mientras que quienes se identifican como de derecha o centro-derecha están en su mayoría de acuerdo (50%).

En cuanto al centro del electorado, se leen juicios intermedios de saldo negativo similar al total de la población, un 26% está de acuerdo mientras que un 34% está en desacuerdo. Nuevamente se repite el patrón de que los electores de centro, que suelen ser menos politizados que el resto, son los que tienen menos posiciones definidas sobre la reforma. En este segmento cuatro de cada diez (40%) tiene opiniones intermedias o no opina sobre esta reforma.

Claves de la reforma jubilatoria

La necesidad de un cambio de normativa lleva años en Uruguay, ya que el actual sistema de seguridad social es insostenible en el tiempo. Esto es compartido por todas las partes, gobierno, oposición, trabajadores y empresarios. Pero no hay acuerdo respecto a cuáles son los cambios necesarios.

Uno de los puntos más destacados en la propuesta es que la edad requerida para jubilarse aumentará de 60 años a 65, pero en forma gradual. En 2035 se jubilaría la primera persona a la que se le exige haber cumplido 65 años.

Otro de los puntos que generó más controversia es que los jubilados van a poder trabajar luego de retirarse, algo que hasta ahora solo podían hacer pocos. Eso será con un sistema especial.

La reforma abarca a quienes hayan nacido a partir de 1967 hacia adelante. Los que sean de antes de esa fecha se jubilarán con el sistema actual.

Con Información de Infobae