Sin indicar el motivo de la visita, el dictador venezolano Nicolás Maduro recibió a Rodríguez Zapatero en Caracas

El ex presidente del gobierno español expresó su deseo de que las conversaciones con la Plataforma Unitaria de la oposición arrojen “resultados positivos”, enfatizado que “la democracia es un diálogo continuo”

El dictador venezolano, Nicolás Maduro, recibió este jueves en Caracas al ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para evaluar el apoyo del régimen al diálogo entre el Gobierno de Colombia y el grupo terrorista Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Durante el encuentro, Maduro utilizó su maquinaria propagandística para mostrarse dispuesto a negociar con los actores políticos de oposición en Venezuela “con el fin de tener un diálogo franco y abierto para garantizar la paz”. Mensaje que ha repetido en múltiples ocasiones, quedando en evidencia ante la comunidad internacional, debido al incumplimiento de las condiciones pactadas en la mesa de negociación.

Zapatero, en cambio, expresó su deseo de que las conversaciones con la Plataforma Unitaria de la oposición arrojen “resultados positivos”, enfatizado que “la democracia es un diálogo continuo”.

También manifestó su apoyo a la participación de Venezuela en las conversaciones entre Ejecutivo colombiano y el ELN, destacando que “lograr que el grupo guerrillero renuncie a la violencia, es un gran objetivo que beneficiará a ciudadanos tanto de Colombia como de Venezuela, especialmente en la frontera en común, pues provocará que otras violencias se reduzcan o desaparezcan”, según se lee en un comunicado emitido por la oficina de Maduro.

El ex mandatario español indicó que en ambas regiones se estabilizarán las relaciones económicas y sociales, producto de estas jornadas de diálogo entre ambas partes beligerantes.

El encuentro entre Maduro y Zapatero tienen lugar después de que tanto el chavismo como la oposición hayan iniciado diálogos para avanzar en la construcción de escenarios electorales futuros.

A principios del pasado mes de octubre, Rodríguez Zapatero estuvo en Venezuela para cumplir con “distintos compromisos y con una agenda de trabajo”, que incluyó un encuentro con Maduro.

Entretanto, la Audiencia Nacional española inició este martes los trámites previos para llevar a juicio al ex embajador de España en Venezuela Raúl Morodo, a su hijo Alejo y a su nuera Ana Catarina Varandas por el blanqueo de fondos de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

La decisión la adoptó el magistrado de este tribunal Alejandro Abascal, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, según señala el juez en un auto al que tuvo acceso EFE.

En esta causa se investiga el presunto cobro de 4,5 millones de euros de PDVSA por parte de Alejo Morodo mediante supuestos contratos falsos de asesoría legal suscritos con la petrolera venezolana entre 2012 y 2015, cuando su padre ya no estaba al frente de la embajada en Venezuela.

El dinero supuestamente se blanqueó después mediante una compleja trama de sociedades creadas por el hijo y otros investigados, entre ellos la nuera del ex embajador, y dos socios venezolanos. Uno de ellos, Juan Carlos Márquez, quien se suicidó poco después de prestar declaración por estos hechos.

El conocido como “caso Morodo” se incluía dentro del “caso Venezolanos”, pero ahora, el que fuera embajador en Venezuela durante el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero (2004–2011), su hijo y su nuera serán juzgados en una pieza separada.

La investigación desarrollada, expone el auto, evidencia que dentro de los hechos investigados los dos casos “si bien mantienen conexidad inicial, están perfectamente diferenciados y dotados de elementos propios que permiten y aconsejan su enjuiciamiento por separado”.

(Con información de EFE)