Convocan una “gran marcha nacional” en Perú

La capital de Perú volvió a ser terreno de enfrentamientos y disturbios este lunes, con protestas antigubernamentales dispersas por la ciudad.

Los manifestantes marcharon por varios puntos del centro de Lima, y muchos de ellos llegaron desde remotas zonas andinas, para exigir la destitución de la presidenta Dina Boluarte.

Vicente Romero, ministro peruano del Interior, no prevé ningún alivio de estos disturbios.

“Estamos viviendo uno de los niveles de violencia más altos de estos últimos tiempos después de los años 1980. Las conflictos aún van a seguir, estamos trabajando intensamente con el ministro de Defensa y tienen ustedes que confiar en sus fuerzas del orden”, declaró el ministro en una entrevista. 

A pesar de que las autoridades llamaron a un estado de emergencia, una “gran marcha nacional” ha sido prevista para este martes.

La convocatoria tiene como punto de concentración en Lima la céntrica plaza Dos de Mayo, donde se encuentra la sede de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), el principal gremio sindical peruano. 

Gerónimo López, secretario General de la Confederación General de Trabajadores de Perú, insistió en que su lucha es democrática, cívica y pacífica:

“Las fuerzas de seguridad atacan, disparan a la gente usando gases lacrimógenos, balas. El mundo debe saber esto que está ocurriendo en Perú. No es posible que continúe una dictadura, donde no hay democracia, ni paz. Piden diálogo, pero ¿diálogo para qué? ¿Para el agua, el desagüe o las carreteras? No. El pueblo exige una solución política, y ésta es la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, que dé un paso al costado”.

El lunes todavía había más de 80 carreteras bloqueadas en ocho de las 25 regiones de Perú, con servicios de transporte suspendidos, y aeropuertos al sur del país, cerrados. Más de 400 turistas tuvieron que ser evacuados de Machu Picchu durante el fin de semana.

Con Información de euronews