SALUD Y BIENESTAR

Para evitar el envejecimiento muscular es indispensable la constante práctica física

Es normal que con el avance de la vida y acercamiento a la adultez mayor sea inevitable que el cuerpo comience a demostrar señales de cansancio, debilidad y envejecimiento muscular, no obstante, existen técnicas y ejercicios físicos que pueden ayudar a un mejor desarrollo corporal para llegar en mejores condiciones a la etapa de la tercera edad.

Un estudio comandado por el doctor Kevin Murach, profesor asistente en el Centro de Investigación de Ciencias del Ejercicio de la Universidad de Arkansas, Fayetteville, asegura que los individuos que realizan constantemente ejercicio no solo fortalecen sus musculos, sino que también mejoran su salud en general, independientemente de qué tan tarde comiencen en la vida. Por ejemplo, estudios recientes indican que el ejercicio reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, así como el de Alzheimer y Parkinson en las personas mayores.

Constantes ejercicios

El equipo investigativo aseguró que la contante práctica física ayuda a mejorar la calidad de vida en la etapa de la vez, lo que significaría un gran un impacto económico positivo a través de la reducción de los costos de atención médica. Los resultados del trabajo sugieren que el ejercicio reprograma las fibras musculares a un estado más juvenil a través de una mayor expresión de los genes.

“El ejercicio es la droga más poderosa que tenemos El músculo esquelético se vuelve más pequeño y más débil a medida que avanza el envejecimiento. La pérdida de tamaño y fuerza muscular con la edad es problemática, ya que contribuye a una pérdida de independencia, reducción de la calidad de vida y mortalidad. El ejercicio es una poderosa contramedida contra los efectos negativos del envejecimiento y tiene efectos beneficiosos en todos los sistemas del cuerpo”, explica el doctor Murach.

Recomendación de ejercicios

Especialistas en ejercicio recomiendan constante entrenamientos de cuerpo completo de bajo impacto con un enfoque en la parte inferior del cuerpo y el núcleo para los mayores de 70 años. Caminar es una actividad recomendada, junto con el entrenamiento de resistencia y movilidad. En términos de frecuencia, un adulto mayor puede caminar todos los días, suponiendo que no tenga contraindicaciones.

Freddy González Gil

Comunicador Social venezolano-argentino, especialista en Artes Audiovisuales, amante del deporte y más de 15 años de experiencia | Buenos Aires, Argentina | Twitter | Instagram