MUNDO

Corea del Norte realiza el lanzamiento de su primer misil balístico intercontinental en tres meses.

Es la respuesta de Piongyang al supuesto reciente vuelo de un avión espía estadounidense sobre su Zona Económica Exclusiva.

Corea del Norte ha lanzado este miércoles su primer misil balístico intercontinental en tres meses. 

Dos días antes el régimen de Kim Jong-un había amenazado con impresionantes consecuencias después de asegurar que un avión espía estadounidense había sobrevolado la Zona Económica Exclusiva norcoreana

Una respuesta coordinada

Corea del Sur y Japón han expresado su preocupación. Tokio ha anunciado una respuesta coordinada.

“Se acaba de celebrar una conversación telefónica entre Japón, Estados Unidos y Corea del Sur a nivel de director general del Ministerio de Asuntos Exteriores”, decía Hirokazu Matsuno, secretario del Jefe de Gabinete de Japón. “El Gobierno responderá en estrecha cooperación con Estados Unidos, Corea del Sur y la comunidad internacional, incluso en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y seguirá haciendo todo lo posible para recopilar, analizar y supervisar la información para proteger la vida y los bienes de la población”.

Mil kilómetros en 74 minutos

Según Tokio, el proyectil fue disparado desde la región de Piongyang. Voló unos mil kilómetros durante 74 minutos –la mayor duración registrada por un arma lanzada por Corea del Norte– antes de caer en aguas entre la península de Corea y Japón.

El secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg ha subrayado desde Vilna, donde la Alianza Atlántica celebra una cumbre, que el programa de misiles norcoreano viola el derecho internacional y múltiples resoluciones de Naciones Unidas.

También desde la capital lituana, el presidente surcoreano Yoon Suk Yeol ha mantenido una reunión de emergencia con el Consejo de Seguridad Nacional de su país y ha advertido de nuevas y potentes sanciones internacionales contra Piongyang