MUNDO

Confirmado por Josep Borrell: Detienen a un diplomático sueco en Irán

“No pararemos” hasta que Johan Floderus sea liberado, declaró este martes Josep Borell, confirmando la identidad del ciudadano sueco preso en Irán.

El ciudadano sueco, de 33 años, es un diplomático de la Unión Europea, declaró el responsable de política exterior de los Veintisiete.

Johan Floderus fue detenido en abril de 2022 por las autoridades iraníes y lleva recluido más de 500 días en la prisión de Evin, en Teherán.

Los detalles del caso fueron revelados por primera vez el lunes por la mañana por el New York Times, que informó de que Floderus era miembro del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), el servicio diplomático de la UE.

En su primera reacción, la Comisión Europea se negó a identificar a la persona, limitándose a indicar que se trataba de un ciudadano sueco al que el gobierno iraní utilizaba como “peón por motivos políticos”.

Pero el martes, Josep Borrell, que supervisa el SEAE, habló públicamente y confirmó la información publicada por el periódico, diciendo que Floderus había sido “detenido ilegalmente”.

“Quiero subrayar que, yo personalmente, todo mi equipo, a todos los niveles, las instituciones europeas en estrecha coordinación con las autoridades suecas, que tienen la primera responsabilidad de protección consular, y con su familia, hemos estado presionando a las autoridades iraníes para que lo liberen”, indicó Borell a los periodistas mientras asistía a una reunión ministerial en Cádiz, España.

“Cada vez que hemos tenido una reunión diplomática, a todos los niveles, hemos puesto el tema sobre la mesa. Hemos trabajado sin descanso por la libertad de Floderus. Y seguiremos haciéndolo en estrecho contacto con la familia, respetando su voluntad, y por supuesto con el gobierno sueco”, prosiguió el jefe de la diplomacia comunitaria.

“Esto está muy presente en nuestra agenda, en nuestro corazón, y no pararemos hasta que Floderus (sea) liberado”, añadió Borrell.

Según el New York Times, Floderus ya había visitado Irán en calidad de funcionario de la UE, pero el día de su detención se encontraba en un viaje turístico privado con amigos.

Floderus fue acusado entonces de “espionaje”, una acusación que personas cercanas al detenido negaron rotundamente.

En una declaración al periódico, la familia declaró: “Nosotros, la familia de Johan, estamos profundamente preocupados y desesperados. Johan fue privado de libertad repentinamente y sin motivo en un viaje de vacaciones y lleva más de 500 días en una prisión iraní”.

La información de The New York Times enumera los encarcelamientos por parte de Irán de ciudadanos con doble nacionalidad por cargos penales muy discutidos y sólo ha accedido a liberarlos tras obtener ciertas concesiones de los gobiernos occidentales.

A finales de mayo, Olivier Vandecasteele, trabajador humanitario belga que había sido condenado a 40 años en una prisión de Teherán, fue liberado en el marco de un canje de prisioneros entre Bélgica e Irán. Naciones Unidas calificó la detención y el trato de Vandecasteele de “violación flagrante del derecho internacional”.

Con Información de euronews