DEPORTES

Ilustres desconocidos junto a megaestrellas: El encanto de los Juegos Panamericanos

En deportes como tiro, BMX, skateboard o levantamiento de pesas el nivel alcanza auténtica jerarquía mundial. En Santiago 2023 también se da esa combinación. El antecedente de Michael Jordan

Parte de lo que caracteriza a los Juegos Panamericanos es que confluyen atletas de países poco relevantes, atletas absolutamente desconocidos, gente aficionada que llega casi ajustadamente al alto rendimiento con megaestrellas que no son tantas, pero sí son sobresalientes.

En Lima, por ejemplo, Jamaica trajo a Elaine Sandra Thompson-Herah y Shelly-Ann Fraser-Pryce, especialistas en carreras de velocidad. En 1987 en Indianápolis ganó los Juegos Panamericanos un tal Michael Jordan. Y en estos Juegos Panamericanos en Santiago 2023 está, por ejemplo, el caso de Mariana Pajón, la colombiana que es la mega estrella del BMX de velocidad, que obviamente ganó aquí una vez más, pero es multicampeona mundial, campeona olímpica, multicampeona panamericana y además una estrella en sí mismo en Colombia y en todo el mundo, por el tipo de personaje que es, muy carismático y un gran talento, y compitiendo con chicas mucho más aficionadas, por decirlo de una manera. Son leyendas que van a los Panamericanos.

Parecido fue lo que le tocó a Florencia Borelli en la maratón, que termina perdiendo contra la maratonista mexicana Citlali Cristian Moscote, que arrancó muy fuerten, que ganó al final, pero que por lo pronto es la primera deportista mexicana clasificada para los Juegos Olímpicos de París, o sea, una maratonista que está para luchar entre las diez mejores de los próximos Juegos.

Flor Borelli, madre a los 31 años, formada históricamente en competencias de pista, hoy tiene marcas importantes desde los 3000 metros en pista hasta la maratón viene de lograr récord argentino, sudamericano; y en media maratón. Es un deporte mucho menos desarrollado que el mexicano. Y el caso final es el de la prueba de skeet, la prueba de tiro al plato.

Vincent Hancock es un tirador norteamericano de skeet que acaba de ganar la medalla dorada, que ganó con récord panamericano y que también es otra presencia estelar. Hancock ganó el primero de sus seis Mundiales a los 16 años, ganó los últimos tres títulos olímpicos: Londres, Río y Tokio. Y le ganó a un muchacho argentino, Federico Gil, que se clasificó para París y que hace un trabajo familiar. Su papá es gran maestro y tirador, Horacio Gil. Su hermana también fue representante olímpica, Melisa Gil, y una realidad totalmente distinta al mega profesionalismo de este chico norteamericano, que es una gran estrella.

Mientras Estados Unidos trae equipos B C o D en gimnasia o en clavados, o en atletismo o en natación, de golpe, aparece una figura de esta magnitud como Hancock que prestigia el torneo. Tan exigente fue el nivel de la prueba de skeet que el segundo, Federico Gil, que con esta actuación logró el pasaje a París, con las plantillas que presentó en Santiago no solo se hubiese clasificado para la final de Tokio sino que, además, habría logrado la medalla plateada.

Con Informacion de Infobae