LATINOAMÉRICA

El exilio venezolano en Miami le pidió a Joe Biden que no deje de presionar al dictador Nicolás Maduro

La organización Independent Venezuelan American Citizens solicitó que el Gobierno estadounidense imponga más sanciones en lugar de quitarlas

La organización Independent Venezuelan American Citizens (IVAC), con sede en Miami, pidió este jueves al Gobierno estadounidense que imponga más sanciones al régimen de Nicolás Maduro, “en lugar de quitarlas”, e instó a un “paro general” en el país sudamericano con el fin de “derrocar al dictador”.

En una rueda de prensa, IVAC, una organización comprometida con la promoción de la democracia y los derechos humanos en Venezuela, abordó “cuestiones cruciales” relacionadas con la situación en ese país y expuso la “necesidad” de que el Gobierno de Estados Unidos tome “acciones concretas” tras la anulación del proceso de primarias de la oposición por parte del régimen venezolano.

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela suspendió el pasado lunes el proceso primario de la oposición argumentando fraude electoral.

Entre las diferentes acciones que propuso el director de IVAC, Ernesto Ackerman, destaca “hacer un llamado” al presidente Joe Biden para que restablezca las sanciones que fueron suspendidas y continúe “presionando al régimen de Maduro para que rinda cuentas”.

“No es un embargo y no es contra el país, son (sanciones) a título personal con nombres y apellidos. En Venezuela hay 110 penalizados hasta ahora”, dijo Ackerman a EFE.

Según el dirigente, “el oro lo está explotando el Cartel de los Soles. En Venezuela no hay empresas privadas”, puntualizó.

Te puede interesar:Congresistas de Estados Unidos condenaron los ataques de Nicolás Maduro contra María Corina Machado

Estados Unidos anunció en octubre pasado el levantamiento de varias sanciones, incluidas las del petróleo y el gas, por seis meses, como respuesta al acuerdo entre el chavismo y la oposición sobre garantías electorales para las presidenciales de 2024, que incluyen la observación internacional.

Sin embargo, advirtió que podría reconsiderar la decisión si no se liberan a los presos políticos estadounidenses en Venezuela y si la antichavista María Corina Machado, ganadora de las primarias del pasado 22 de octubre, sigue inhabilitada para ejercer cargos de elección popular, un asunto sobre el que EEUU quiere ver pasos concretos antes de finales de noviembre.

No creo en las elecciones, no lo creo de este Gobierno, pero ahora no hay dudas de que existe una voz cantante”, afirmó Ackerman a EFE sobre el triunfo de Machado en las primarias.

El 97 % de los votantes eligieron un vocero real, elegido democráticamente. En Venezuela no había nadie que fuera vocero de la oposición, no había un líder que nos llevara adelante. Por eso, si aceptamos la inhabilitación de María Corina estamos aceptando al régimen. Tenemos que apoyarla”, sostuvo.

En la rueda de prensa de este jueves, que contó con la presencia de Rafael Pineyro, vicealcalde de Doral, la ciudad aledaña a Miami donde más venezolanos viven, también se hizo un llamado al Gobierno de Biden para que “exija respeto a las elecciones primarias”.

Según se planteó, se trata del “respeto” a los acuerdos previamente establecidos en las reuniones de Barbados que tuvieron lugar en octubre pasado entre el régimen venezolano y la oposición.

“Es un paso esencial hacia la restauración de la democracia en Venezuela”, afirmó Ackerman.

Sobre la convocatoria a una huelga general, señaló que se trata de convocar en Venezuela una huelga general “donde el país entero se pare”.

“Hay casos como el de Filipinas donde ese tipo de paros derrocaron dictadores”, matizó.

(Con información de EFE)