DEPORTES

El histórico cambio que podría hacer el Barcelona después de 25 años y que promete revolucionar el mercado

Según medios locales, el conjunto azulgrana podría cambiar la marca que lo viste, dejando atrás una alianza que tenía desde hace más de dos décadas

Tras veinticinco años de relación entre el FC Barcelona y la marca deportiva Nike, el panorama en el mundo del marketing deportivo podría experimentar un cambio significativo. Según informaciones del programa Más que pelotas (que se emite por YouTube), Puma, el gigante alemán de la indumentaria deportiva, buscaría asumir un papel protagónico en la vestimenta del club catalán, intentando desplazar a la firma estadounidense que lo viste desde 1998.

La alianza entre la prestigiosa firma norteamericana y el club blaugrana, que se extiende hasta 2028, ha atravesado distintas etapas marcadas por éxitos y tensiones. Se trata de un acuerdo cuyo valor fluctúa entre los 105 y 155 millones de euros por temporada, dependiendo de una serie de factores y variables; sin embargo, actualmente, sólo 66 millones se derivan del patrocinio como tal.

Tal como informó el medio en cuestión, en el entorno del FC Barcelona se percibe un creciente interés por parte de Puma, cuya propuesta monetaria podría superar significativamente la que actualmente percibe el club actualmente. Con el Manchester City como estandarte de su presencia en el fútbol de élite, la empresa deportiva alemana firmó un contrato con el City Group por 650 millones de libras (más de 800 millones de dólares), lo que se traduce en 65 millones de libras anuales hasta 2029.

Frente a esta situación, el periódico catalán Mundo Deportivo consultó con algunas fuentes del Barcelona, pero estos decidieron mantener cautela y en algunos casos optan por no realizar declaraciones, reconociendo, sin embargo, que se trata de “un tema complicado”. De acuerdo con el medio Sport, existen voces dentro de la directiva del Barça que sugieren la necesidad de considerar esta nueva oportunidad ante un contrato con la firma actualque evalúan como subvalorado.

El interés de la empresa alemana por vestir al club no es casual, ya que se ha posicionado en la elite del mercado futbolístico a nivel mundial, relacionándose con equipos de la talla del Manchester City, actual campeón de Europa, y jugadores con gran influencia mediática como Neymar Junior y Antoine Griezmann.

Tras años pisando fuerte en el ambiente deportivo (también están vinculados a Usain Bolt en Atletismo, Lexi Thompson en el golf, Lewis Hamilton en el automovilismo, e incluso a Maradona y Pelé en su momento), fundada en 1948 por Rudolf Dassler, la empresa cuenta con más de 10,000 empleados y su presencia global alcanza más de 120 países, solidificándose como la tercera marca mundial en equipación deportiva.

La potencial colaboraciónno estaría exenta de complicaciones. Nike, consciente de la competencia, se podría respaldar en cláusulas contractuales que protegen su relación con el club catalán, lo cual podría obstaculizar una ruptura prematura de su acuerdo vigente. No obstante, la posibilidad de iniciar la asociación con Puma en la temporada 2025/26 es una carta sobre la mesa, según afirman en España. El impacto de un cambio de indumentaria trascendería lo meramente estético y podría tener implicancias significativas a nivel comercial y de marketing para el FC Barcelona, en una etapa en la que el club intenta sanear sus cuentas financieras.