DEPORTES

Egos, dinero y críticas despiadadas: las razones detrás del conflicto entre Scottie Pippen y Michael Jordan, y el plan de los Chicago Bulls para reconciliar a las leyendas

Los seis veces campeones de la NBA son los protagonistas principales del “Anillo de Honor”, un homenaje especial que realizará la franquicia. ¿Limarán asperezas?

Chicago Bulls brindará una ceremonia especial en el estadio United Center y durante el entretiempo del partido de temporada regular de la NBA que sostendrán este viernes 12 de enero ante Golden State Warriors habrá un emotivo homenaje a los campeones de la temporada 1995/96 y otras 13 leyendas de la franquicia entre las cuales se espera la presencia de dos ídolos que en los últimos tiempos quedaron enfrentados: Michael Jordan y Scottie Pippen.

Las dos glorias del básquetbol estadounidense, compañeros de pista en las hazañas de los Bulls con seis títulos, volverán a juntarse en el mítico escenario donde fueron campeones en la década del 90 y compartirán el homenaje llamado Ring of Honor (Anillo de honor) junto a la ‘Primera Clase’ que inaugurará la ceremonia. En ella estarán algunos nombres célebres en la historia de Chicago como Phil Jackson, Jerry Krause, Artis Gilmore, Jerry Sloan, Toni Kukoc, Bob Love, Chet Walker, Johnny “Red” Kerr, Tex Winter y Dick Klein. Además de los jugadores más recordados como Jordan, Pippen, Dennis Rodman y Steve Kerr, quien estará en el banco de los Warriors dirigiendo a su equipo.

Este evento generó impacto entre los aficionados de los Toros y los amantes del básquet de todo el mundo, ya que muchos comenzaron a volcarse al deporte de los aros y la pelota naranja gracias al mítico equipo comandado por Phil Jackson y liderado dentro de la cancha por una figura inigualable como Michael Jordan. Uno de sus laderos en el rectáncgulo de juego era Scottie Pippen, quien además de su capacidad atlética y facilidad para anotar se destacaba por su labor defensiva, a tal punto que fue líder en robos de balón en la NBA e integró los equipos defensivos durante ocho temporadas. Dos estrellas dentro de un equipo con roles definidos en cada puesto y una química especial.

Los egos personales no se interpusieron durante la etapa de competencia o al menos no quedaron tan expuestos como ocurriría años más tarde, en 2020, con la salida de la serie documental The Last Dance (El último baile), que intentaba explicar en la voz de los protagonistas el éxito de los Chicago Bulls en la NBA. Estaba claro que el foco principal de la historia era Jordan y eso no le gustó a Pippen. “No creo que fuera tan exacto en términos de definir realmente lo que se logró en una de las mejores épocas del básquet. También por dos de los mejores jugadores, pero uno podría dejar eso de lado y decir que era el mejor equipo de todos. Se trató más de Michael buscando enaltecerse y ser glorificado”, disparó Scottie en una entrevista con The Guardian.

Pero esa declaración fue apenas una tenue crítica del socio de MJ en los Bulls. El también integrante de los Dream Team campeones olímpicos en Barcelona 92 y Atlanta 96 decidió publicar su autobiografía (Unguarded) para volcar sus sentimientos acerca de su convivencia con Jordan y continuó disparando con munición gruesa. Incluso, acusó a Jordan de haber recibido 10 millones de dólares por su participación en The Last Dance, cuando el resto de los jugadores no cobró un centavo por brindar sus testimonios. El tema económico fue otra de las grietas entre las estrellas. Mientras el N°23 era el mejor pago, Pippen llegó a ser el sexto más remunerado de la plantilla. Algo que caló hondo en el ex jugador de Portland Trail Blazers y Houston Rockets.

“¿Cómo se atreve Michael a tratarnos de esa manera después de todo lo que hicimos por él y su preciosa marca? Michael Jordan nunca habría sido Michael Jordan sin mí, Horace Grant, Toni Kukoc, John Paxson, Steve Kerr, Dennis Rodman, Bill Cartwright, Ron Harper, BJ Armstrong, Luc Longley, Will Perdue y Bill Wennington. Pido disculpas a todos los que he dejado fuera”, fue otra de las frases más punzantes de Pippen publicadas en su libro.

Del otro lado, Su Majestad evitó entrar en el juego sucio, aunque llegó a responder de manera sutil y sin mencionar a su ex compañero en un comercial de su marca. En voz en off, mostrando imágenes relacionadas con el baloncesto y los trofeos conseguidos, Jordan rompió el silencio: “Quizás sea mi culpa. Quizás haya destruido el juego, o quizás solo estés poniendo excusas”.

El último dardo que lanzó Scottie contra su compañero de bando, en mayo de 2023, fue el más fuerte y directo contra Michael, a quien puso por debajo de LeBron James, argumentando con las estadísticas que marcan al alero de los Lakers como el máximo anotador de la historia y además completó el combo con otra bomba: “Era un jugador horrible y era horrible jugar contra él. Era todo uno contra uno y lanzar malos tiros”.

Como bonus track a la pelea de ídolos, se sumó un nuevo capítulo a esta novela y que vincula a las familias y agrega una dosis extra de morbo.Larsa Pippen(49 años), ex esposa del jugador comenzó un romance con Marcus Jordan (33), hijo de Michael, en 2020 y se mantienen unidos pese a que la estrella de los Bulls haya desaprobado la unión ante la pregunta de un papparazzi.

¿Cómo continuará la historia entre las leyendas de los míticos Chicago Bulls? ¿Lograrán limar asperezas y dejar el pasado atrás? La franquicia apuesta a reunirlos y que los fanáticos puedan volver a tener bien cerca a dos de los máximos ídolos de su historia.

Con Información de Infobae