TECNOLOGÍA

Reparaciones en un click: el robot que transformará las carreteras británicas

Este sistema autónomo de reparación de carreteras detecta y rellena las rajaduras sin intervención humana

Los huecos en las calles, que representan un problema frecuente y pueden llegar a ser muy caros, podrían dejar de ser una preocupación habitual en las carreteras de Reino Unido en el futuro cercano.

Pronto, en Hertfordshire, una región británica, se comenzará a usar por primera vez una máquina robot para probar una nueva forma de arreglar estos desperfectos de manera autónoma.

Este robot, conocido como ARRES (por sus siglas en inglés), significa “Sistema Autónomo de Reparación de Carreteras” PREVENT.

Este utiliza inteligencia artificial, la ciencia que permite que las máquinas imiten el razonamiento humano, para encontrar y clasificar las rajaduras en el asfalto y después rellenarlas sin necesidad de que intervengan personas en el proceso.

Si el ensayo resulta positivo, el robot tendría la capacidad de identificar y arreglar las fisuras en las calles mientras todavía son pequeñas y fáciles de solucionar.

Esta tecnología podría significar una disminución en el costo, un incremento en la eficiencia y una mayor rapidez para las reparaciones de carreteras en comparación con los equipos de trabajadores humanos.

La tecnología detrás del robot

ARRES PREVENT es el resultado de un trabajo conjunto entre Robotiz3d, una compañía de tecnología, y profesionales de la Universidad de Liverpool, que colaboran con ingenieros del Consejo del condado de Hertfordshire (HCC, por sus siglas en inglés).

Robotiz3d es una empresa que surgió de la Universidad de Liverpool y que se estableció gracias a la financiación provista por el fondo de inversiones de la universidad.

Este robot, que comenzó a ser diseñado en el año 2020, es hoy en día el único de su tipo en el mundo que repara calles de manera completamente autónoma.

Aunque ahora el robot está en una fase inicial de pruebas, se espera llevarlo a ensayos en carreteras reales hacia finales de este año.

Cómo será el proyecto

El robot será puesto en funcionamiento para buscar y reparar desperfectos en una calle de una zona habitacional dentro de Hertfordshire.

Un vocero del Consejo del Condado de Hertfordshire comunicó a MailOnline que los robots serán un complemento de los equipos de trabajo humanos que existen actualmente en el consejo.

El vocero indicó: “La meta es usar el robot con inteligencia artificial en conjunto con nuestros equipos humanos, no para tomar su lugar”.

El robot opera de manera independiente, recorriendo las carreteras y examinando el pavimento con cámaras.

Gracias a la inteligencia artificial, puede reconocer zonas hundidas en la carretera y determinar si son baches o simples grietas.

Cuando el robot encuentra un defecto en la carretera, decide si lo repara en el momento o lo añade a un listado para revisarlo más adelante.

Si opta por arreglarlo, el robot deposita un material de relleno dentro de la grieta para impedir que el agua penetre y cause mayores daños.

Aunque este robot no está diseñado para rellenar los baches más grandes, la empresa Robotiz3d afirma que su fin es prevenir que estos baches se formen.

Quizás puede sonar exagerado recurrir a robots para corregir algunos daños en las vías, lo cierto es que los baches pueden llegar a ser muy caros de reparar.

De hecho, recientemente el gobierno británico destinó 2.800 millones de libras esterlinas para arreglos viales específicamente en las regiones este, sureste, suroeste de Inglaterra y en Londres.

En noviembre, el consejo del condado de Hertfordshire recibió 3,9 millones de libras esterlinas para la reparación de baches y la repavimentación a lo largo de los siguientes 11 años, y esto además de otros 87,8 millones de libras esterlinas.

De acuerdo con Robotiz3d, la utilización de robots para estas tareas supondría un ahorro del 90% en costos respecto a los métodos que usan mano de obra humana, lo cual representaría un ahorro de millones de libras para los ayuntamientos a lo largo del tiempo.