ECONOMÍA

China, el modelo a seguir en los próximos años

El gobierno venezolano tiene planeado transicionar a un “modelo económico chino” para sacar adelante a la economía del país. Qué tan viable será esta decisión después de que Estados Unidos flexibilizó las sanciones al sector petrolero y que la Unión Europea hiciera lo mismo?.

Durante el año 2023, Nicolas Maduro realizó varios viajes a China y lo que suponía sería para afianzar la amistad entre ambos gobiernos, terminaría siendo un análisis de su modelo económico para inspirarse en uno propio.

Primero fue la vicepresidenta Delcy Rodríguez, y luego varios más visitaron el gigante asiático, incluso el presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Pedro Tellechea, recibió una comisión china con miras a futuros intercambios.

Pero fue Rafael Lacava, miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y gobernador del Estado Carabobo, quien en una visita a Shanghái a fines del 2023, aseguró que la economía venezolana “está en una transición, que tiene como referencia el modelo chino”.

En una entrevista a la BBC, el economista y presidente de la consultora Datanálisis, Luis Vicente León, le explicó que este modelo al que apunta Maduro “mezcla empresa privada, pero también empresa pública; permite la participación internacional, pero con fuertes controles y seguimiento estatal”.

Las diferencias entre ambos países son bastante grandes, y la mayor problemática que enfrentaría el régimen venezolano es lograr la inversión extranjera en un país que desde la llegada de la Revolución Bolivariana, no respeta la propiedad privada y las garantías de inversión son pobres por no decir escasas.

Si hay algo que ha demostrado el régimen socialista, es que no existe planificación por parte del Estado para fomentar una economía estable. En China, lo distintivo es que hay una dirección política que dirige el proceso de desarrollo que combina mecanismos del Estado y del mercado.

La recuperación de la economía venezolana tiene un largo camino por recorrer, pues pese a implementar este modelo chino, estaría comenzando desde un PIB extremadamente bajo.

China no tenía sanciones

La decisión de Washington de levantar las sanciones al sector petrolero mejora las previsiones de crecimiento de Venezuela. De acuerdo con la última estimación de Ecoanalítica, el PIB pasaría de retroceder un 0,7% este año a mejorar un 9,4% en 2024.

Según el director de Ecoanalítica, Alejandro Grisanti, el impulso al PIB vendrá por tres vías: la mejora en el precio de venta del hidrocarburo, la reactivación del sector privado venezolano, y las ampliaciones de producción.

Bajo sanciones, el petróleo venezolano se vendía de contrabando en el mercado asiático con un descuento de entre el 25% y el 40% sobre su precio real de mercado, además de mayores costes de transporte, cobro y manipulación.

Esperar a ver qué pasa tal vez sea la frase que mejor define al momento actual de Venezuela. En el corto plazo nadie duda de que los ingresos se van a multiplicar con la eliminación de los costes del mercado negro, pero el medio plazo sigue tan misterioso como siempre.

Con Información de Analitica