LO ÚLTIMO

“Nuevo Rey de Dinamarca: Federico X asciende al trono, inaugurando una nueva era”

Federico X fue aclamado este domingo por una multitud tras acceder al trono de Dinamarca, después de la abdicación de su madre Margarita, una nueva etapa en la historia de esta monarquía nórdica.

«Hoy estamos a domingo 14 de enero de 2024. Su Majestad la reina de Margarita II abdicó (…) Larga vida a su Majestad el rey Federico X», proclamó la primera ministra, Mette Frederiksen, desde el balcón del palacio de Christiansborg, ante unas 100.000 personas.

El nuevo rey, en uniforme militar, y su familia, fueron aplaudidos por la multitud.

«Mi madre logró ser una con su reino como pocas (…) Mi esperanza es convertirme en un rey unificador para el futuro», dijo Federico X. «Es una responsabilidad que asumo con respeto, orgullo y mucha alegría».

Antes de alejarse del balcón, el monarca besó a su esposa, la reina María, ataviada con un vestido blanco. Nacida en Australia, es la primera reina danesa que no proviene de la nobleza.

«Pienso que será un buen rey. Estoy impaciente por ver cómo lo hace, cómo se comprometerá con el papel», declaró René Jensen, un habitante de Copenhague de 35 años, a la AFP.

Margarita II, de 83 años, firmó el acta de abdicación durante un Consejo de Estado, en presencia del gobierno.

Al firmar el documento, un acto inédito en la historia contemporánea del país, puso fin a sus 52 años de reino y convirtió automáticamente a su hijo en rey.

Es la segunda vez que un soberano danés abdica. El rey Erico III lo hizo hace casi nueve siglos, en 1146.

Las imágenes difundidas por la televisión mostraron a la exmonarca emocionada, vestida con un conjunto rosa oscuro. «Que Dios bendiga al rey», afirmó con lágrimas en los ojos.

Su vehículo abandonó el palacio, sede del gobierno y del parlamento, entre los aplausos de la multitud.

Aske Julius, un habitante de Copenhague de 27 años, aseguró que Margarita es como «la encarnación de Dinamarca (…) el alma de la nación».

La ciudad está llena de pancartas con el rostro de la reina y mensajes de agradecimiento. En el metro, algunos carteles reza: «Gracias por el viaje, Margarita». Otros, «larga vida al rey».

El protocolo reflejó en líneas generales la tradición sucesoria de Dinamarca. Ningún rey extranjero fue invitado al acto y el soberano, que no lleva corona, no se sentará en un trono.

Margarita decidió abdicar exactamente 52 años después de tomar el relevo de su padre, Federico IX.

«Hay mucho simbolismo alrededor de ese día», relató a la AFP Cecilie Nielsen, corresponsal de la realeza para la emisora pública danesa DR.

Federico X asumió responsabilidades cada vez mayores en los últimos años. Los expertos creen que pasarle el testigo ahora le dará más tiempo para definirse en su papel de monarca.

Margarita «cree que el príncipe heredero está totalmente preparado para tomar el relevo. Y quiere evitar una situación como la de Reino Unido», donde el príncipe Carlos se convirtió en rey con más de 70 años, explicó el historiador Hovbakke Sorensen.

Al igual que su madre, goza del apoyo de más del 80% de los daneses.

AFP