MUNDO

Otro ataque atribuido a Ucrania contra el petróleo ruso: incendió un depósito de combustible en Briansk

Los residentes de las casas cercanas fueron evacuados. Esta es la segunda operación de este tipo realizada por Kiev en menos de dos días. No hubo víctimas

Un depósito de combustible situado en la región rusa de Briansk, en la frontera con Ucrania, se ha incendiado este viernes a causa de un ataque con dron por parte del Ejército de Ucrania, según han confirmado las autoridades de Rusia, que han señalado que el suceso se ha saldado sin víctimas.

“Cuatro tanques de petróleo están ardiendo en un depósito de petróleo en Klintsy, región rusa de Bryansk, que fue atacado por un dron anoche, informan los medios rusos”, publicó junto a con un video el asesor del ministro del Interior de Ucrania, Anton Gerashchenko.

“Los residentes de las casas cercanas han sido evacuados. Al incendio se le ha asignado un mayor nivel de complejidad”, agregó.

El gobernador de Briansk, Alexander Bogomaz, ha señalado en un mensaje en su cuenta en Telegram que “terroristas ucranianos intentaron atacar con un dron objetos en la ciudad de Klintsi”, antes de agregar que el aparato “fue suprimido por medios de guerra electrónica”.

“Cuando el objetivo fue destruido, soltó munición en el depósito de combustible de Klintsi”, ha recalcado, antes de confirmar “un incendio en los tanques de combustible”. Bogomaz ha indicado que al lugar se han desplazado bomberos y trabajadores de los equipos de rescate para hacer frente a las llamas, que siguen activas.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso ha dicho en Telegram que los sistemas de defensa aérea “destruyeron un aparato no tripulado ucraniano en la región de Briansk”, sin más detalles. “Se ha impedido un intento del régimen de Kiev de llevar a cabo un ataque terrorista con drones”, ha dicho.

Klintsi es una ciudad de unos 60.000 habitantes que se encuentra situada a unos 70 kilómetros de la frontera. Las autoridades de Ucrania no se han pronunciado por ahora sobre el incidente, en medio de la guerra desatada por la orden de invasión dada en febrero de 2022 por el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Este jueves, las fuerzas ucranianas afirmaron haber realizado un ataque contra otro depósito de petróleo en el norte de Rusia, después de que Moscú dijera anteriormente que había derribado aviones no tripulados de ataque en la región de Leningrado.

“Se trata de una operación del GUR que utiliza medios ucranianos modernos. La recopilación de datos continúa, hay aciertos confirmados en los objetivos”, señalaron a este medio fuentes de los servicios especiales.

“A partir de ahora, las instalaciones militares de San Petersburgo y la región de Leningrado estarán al alcance de las fuerzas ucranianas”, agregaron.

El canal de Telegram ruso independiente Astra afirmó previamente que el dron cayó y explotó en el territorio de una terminal petrolera en San Petersburgo.

De acuerdo con la fuente de Ukrainska Pravda, no es la primera vez que Ucrania ataca con drones la región de Leningrado, pero sí la primera que “el enemigo sintió su impacto”

El Ministerio ruso de Defensa aseguró hoy sin embargo que un aparato no tripulado fue destruido en la región de Moscú y otro en la de Leningrado.

Según Astra, el depósito petrolero de San Petersburgo comenzó a funcionar en 1996 y es el mayor para el transbordo de productos petrolíferos en la región del mar Báltico con una capacidad de producción anual de 12,5 millones de toneladas.

También es la mayor empresa de estiba en el Gran Puerto de San Petersburgo, según el diario ruso RBC.

Rusia y Ucrania han endurecido el intercambio de ataques con misiles y drones contra la retaguardia enemiga, sin que se produjeran avances significativos de ninguna de las partes en la línea del frente, aunque Moscú asegura llevar la iniciativa.

(Con información de Europa Press y AFP)