MUNDO

Por qué Irán es el denominador común de todos los conflictos en Medio Oriente

El régimen busca marcar territorio cada vez que se desata una disputa. Su apoyo a los grupos terroristas y las razones de su reciente ataque a Pakistán

En casi todos los conflictos en Medio Oriente, hay un denominador común: la presencia de Irán. No importa cuál sea la disputa, el régimen siempre se las ingenia para tener algún tipo de participación. Ya sea apoyando a Hamas y a los rebeldes hutíes contra Israel, o atacando objetivos en Irak, Siria y Pakistán, Teherán parece querer no perderse ninguna posibilidad de marcar territorio.

El trasfondo de la situación

Según un artículo de Cassandra Vinograd en The New York Times, desde que Irán se convirtió en una teocracia musulmana chiita tras la revolución de 1979, el país se ha sentido aislado y asediadoEstados Unidos e Israel son sus principales enemigos. Hace más de 40 años que desea la destrucción del Estado judío, y lo dice abiertamente. Lucha contra Arabia Saudita, aliado de Washington, para convertirse en el país más poderoso del Golfo Pérsico. Esta disputa ha provocado fricciones entre ambos y con otras naciones suníes.

Teherán busca aliados en aquellos países con los que comparte enemigos. Cuando los encuentra, se dedica a proveerles armas, entrenarlos y financiarlos, como lo hace, por ejemplo, con Hamas, Hezbollah y los rebeldes hutíes en Yemen. El modus operandi de Irán es, casi siempre, luchar contra sus enemigos en el extranjero a través de terceros, una estrategia que denominan defensa adelantada.

Irán capitanea el llamado Eje de la Resistencia, una alianza informal formada por organizaciones terroristas como Hezbollah, los rebeldes hutíes, Hamas y la Yihad Islámica, además de una miríada de grupos en Irak y Siria.

Aunque Teherán niega que los actores de esta alianza informal, profundamente antiisraelí y antiestadounidense, actúen bajo sus órdenes, sí reconoce que los apoya.

Te puede interesar:Joe Biden afirmó que los ataques de Pakistán demuestran que el régimen de Irán “no es muy querido en la región”

“Hemos anunciado alto y claro en numerosas ocasiones que el apoyo a Palestina y a los grupos de la resistencia son parte de la agenda de la República Islámica de Irán”, afirmó recientemente el presidente de Irán, Ebrahim Raisí, de acuerdo con el medio Iran Front Page.

Pese a todo, la estrategia del régimen teocrático no es del todo satisfactoria. Basta con ver los últimos ataques terroristas del Estado Islámico en territorio iraní, además de ofensivas selectivas israelíes contra su programa nuclear, que mataron a algunas de sus figuras y destruyeron instalaciones.

¿Por qué Irán siempre lucha en el extranjero?

Teherán permanentemente busca rivalizar con Estados Unidos e Israel, pero se niega a hacerlo de forma directa, por temor a represalias o una guerra de alcances brutales. Por ende, prefiere llevar adelante una especie de guerra fría. Además, de acuerdo a Vinograd en The New York Times, la gran cantidad de sanciones y embargos debilitaron sus fuerzas militares y su economía, mientras enfrenta una fuerte oposición en las calles a su gobierno represivo. Las masivas protestas por el asesinato de la joven Mahsa Amini a manos de la policía de la moral son un claro ejemplo.

Consciente de sus debilidades, Irán intenta compensarlas mediante el desarrollo de armas nucleares, lo que lo pondría en el mismo escalón que Israel y Pakistán, y uno más arriba que Arabia Saudita. Sin embargo, por el momento no ha sido capaz de producir ni una sola bomba.

Entonces, recurre al apoyo o fuerzas en el extranjero con los que comparte enemigos. “Las fuerzas proxy han permitido a Irán mantener un cierto nivel de negación plausible, al mismo tiempo que suministran de manera asimétrica a Teherán un medio para atacar efectivamente a Israel o ejercer presión sobre él”, aseguró el Centro de Lucha contra el Terrorismo de West Point en un informe de diciembre, citado por The New York Times.

Irán ha negado repetidamente estar detrás de los salvajes ataques terroristas de Hamas el pasado 7 de octubre en Israel, pero celebró la “orgullosa operación”.

“Apoyamos esta orgullosa operación ‘Inundación de Al Aqsa’ y estamos seguros de que el frente de resistencia también la apoya”, declaró el general de la Guardia Revolucionaria Rahim Yahya Safavi el mismo día de los ataques, según la agencia Isna.

¿Quiénes son sus aliados?

El grupo musulmán chiíta Hezbollah forma parte del Eje de la Resistencia.

Fundado en 1982 durante la guerra civil del Líbano, el objetivo inicial de Hezbollah era poner fin a la ocupación israelí del sur del Líbano, lo que finalmente logró en 2000. Fue el primer grupo en el que Irán invirtió para exportar su tipo de islamismo político.

En sus inicios, el grupo también llevó a cabo ataques contra objetivos estadounidenses, lo que provocó que Washington lo designara organización terrorista.

“El apoyo de Irán ha ayudado a Hezbollah a consolidar su posición como el actor político más poderoso del Líbano, así como el actor militar más equipado apoyado por Irán en todo el Medio Oriente”, dijo Lina Khatib, directora del Instituto SOAS de Medio Oriente en Londres, a la agencia AP.

Hezbollah ha intercambiado disparos con tropas israelíes a lo largo de la frontera desde el día después de los ataque terroristas de Hamas. Ambas partes han sufrido bajas, pero el temor es que el conflicto se intensifique y se convierta en una lucha regional.

Por su parte, los hutíes, que tomaron la capital de Yemen en 2014 y controlan amplias franjas del país, también forman parte del Eje de la Resistencia contra Israel junto con Hamas, que también cuenta con el respaldo de Teherán.

Los rebeldes amenazan con atacar todo barco que se dirija a Israel, independientemente de su nacionalidad, en medio de una escalada de ataques y secuestros de buques comerciales en el mar Rojo por parte de los insurgentes.

Estados Unidos ha acusado a Irán de “respaldar” a los hutíes del Yemen en sus ataques contra navíos comerciales en el mar Rojo, por donde transita alrededor del 15% del comercio marítimo global, en represalia por la ofensiva de Israel en la Franja palestina de Gaza.

Como respuesta, Estados Unidos y el Reino Unido lanzaron bombardeos contra posiciones militares de los hutíes en el Yemen en represalia por sus ataques y las severas disrupciones en la estratégica vía, ataques que han repetido en los días siguientes.

¿Por qué Irán atacó directamente en Irak, Siria y Pakistán?

Según Vinograd, tiene mucho que ver con los problemas del gobierno en casa. A medida que aumentan las tensiones en toda la región, Teherán se ha convertido cada vez más en un objetivo.

¿Por qué atacó a Pakistán?

Vinograd explica que el grupo separatista Jaish al-Adl pretende fundar una patria para la etnia baluch en partes de Irán y Pakistán, y opera a ambos lados de la frontera.

Irán y Pakistán se acusan con frecuencia de apoyar a militantes para que realicen ataques desde el otro lado de la frontera, pero es poco común que fuerzas oficiales de ambas partes se enfrenten.

Teherán dijo que sus ataques en Pakistán iban dirigidos contra bases de Jaish al-Adl, pero desde Islamabad aseguraron que las víctimas fueron civiles. El jueves, Pakistán bombardeó lo que sostiene fueron escondites terroristas dentro de Irán.

Pakistán e Irán han mantenido relaciones cordiales y sus diferencias no se relacionan con otros conflictos regionales de Teherán. Sin embargo, el ataque del régimen teocrático puede dañar su vínculo con Pakistán, lo que podría convertirse en un peligro, en una región que atraviesa picos de tensión pocas veces visto.

Con Información de Infobae