INMIGRACIÓN

Caravana de migrantes que partió del norte de Honduras se disuelve nada más cruzar a Guatemala

Un grupo de migrantes que partió del norte de Honduras con rumbo a Estados Unidos se disolvió poco después de ingresar a Guatemala. Muchos de ellos fueron devueltos por no contar con los documentos necesarios para proseguir su viaje.

En apenas 24 horas y nada más al cruzar a Guatemala, la pequeña caravana de migrantes que partió el sábado del norte de Honduras con unas 500 personas quedó desintegrada, informó el Instituto Guatemalteco de Migración.

Las autoridades dijeron el domingo que estuvieron monitoreando al grupo en tres cruces desde que llegó a la frontera con Guatemala. Parte del mismo avanzó unos kilómetros por territorio guatemalteco donde fue atendido por funcionarios priorizando a los menores.

Según la agencia migratoria, el ambiente estaba en calma, no se usó la fuerza y prevaleció el diálogo. Quienes contaban con la documentación en regla pudieron seguir en tránsito por el país (Honduras, Guatemala, Nicaragua y El Salvador tienen libre tránsito entre ellos) mientras que los que no tenían los documentos necesarios regresaron a Honduras.

Las autoridades no ofrecieron cifras de cuántos se quedaron o retrocedieron.

El grupo que partió el sábado caminando de la terminal de la norteña ciudad de San Pedro Sula era el primero de estas características en salir de Honduras desde enero de 2022.

La gran mayoría de migrantes cruza Centroamérica y México en pequeños grupos, utilizando todo tipo de transportes y muchas veces pagando a las redes de tráfico. Los que forman caravanas son una ínfima parte de ellos.

Después de los masivos grupos de 2018 y 2019, algunos de cuyos integrantes lograron llegar hasta la frontera con Estados Unidos, Washington aumentó la presión sobre México y los gobiernos centroamericanos para que incrementaran sus medidas de contención, cuanto más al sur mejor.

Desde ese momento, las caravanas comenzaron a quedarse bloqueadas primero en el sur de México y luego en territorio guatemalteco, como ocurrió ahora.

Y aunque en territorio mexicano se forman de vez en cuando grupos que optan por caminar desde la ciudad de Tapachula, tampoco logran avanzar mucho, como ocurrió con el de unos miles de personas que partió el día de Nochebuena.

Durante 2023 el flujo de migrantes no dejó de incrementarse.

En el año fiscal estadounidense —que concluyó en septiembre— las autoridades registraron casi 2,5 millones de cruces irregulares y las cifras se incrementaron en diciembre cuando en algunos días hubo hasta 10.000 cruces. Los primeros días de enero los cruces descendieron bruscamente a los 2.500.

Más de medio millón de migrantes, muchos de ellos venezolanos, cruzaron el año pasado la selva del Darién, en la frontera entre Colombia y Panamá y siguieron la ruta por toda América Central. México detectó más de 680.000 extranjeros en situación irregular de enero a noviembre.

Además, un número récord de más de 140.000 personas pidieron refugio en México en 2023, casi 42.000 de ellos hondureños.

Con Información de evtv