SALUD Y BIENESTAR

La ‘biopsia por cepillado’ podría ser una prueba sencilla de detección de cáncer en el consultorio dental

Un estudio reciente revela que un nuevo método de diagnóstico del cáncer de boca, basado en el uso de un cepillo y el análisis de microARN

(HealthDay News) — Una “biopsia con cepillo” recientemente desarrollada permite a los dentistas evaluar la forma más común de cáncer de boca, informa un estudio reciente

Los dentistas usan un cepillo pequeño para recolectar suavemente células de lesiones potencialmente cancerosas dentro de la boca, escriben los investigadores en la revista Cancer Medicine.

A continuación, se analiza la muestra para determinar la genética relacionada con el carcinoma oral de células escamosas.

Hasta ahora, se han requerido biopsias quirúrgicas para diagnosticar el cáncer de boca, un paso adicional de derivación que algunos pacientes no toman hasta que su cáncer ha progresado a una etapa más avanzada y más difícil de tratar, señalaron los investigadores en las notas de respaldo.

“Muchos pacientes se pierden; no hacen un seguimiento”, señaló en un comunicado de prensa el coinvestigador Guy Adami, profesor asociado de medicina oral y ciencias diagnósticas de la Universidad de Illinois, en Chicago. “Hemos tratado de mantener nuestro enfoque principalmente en los cánceres en etapa temprana 1 y 2, por lo que realmente funciona con los cánceres que se desean detectar”.

El sistema de diagnóstico busca pequeños segmentos de material genético llamados microARN que regulan el funcionamiento de los genes, también llamados expresión genética.

La prueba se basa en una firma de expresión de 40 secuencias de microARN que pueden distinguir entre un tumor y un tejido normal con una precisión superior al 90%.

Es importante destacar que la prueba funciona utilizando células epiteliales, que constituyen la capa más externa de células en la boca de una persona.

Estas células se pueden recolectar con menos de un minuto de cepillado suave por parte de un dentista o una enfermera, sin necesidad de adormecer.

Luego, la brocha se almacena en un tubo de solución y se envía a un laboratorio para su análisis, y los resultados se obtienen en días.

“Fuimos los primeros en observar que las muestras de biopsia por cepillado en realidad funcionan bastante bien cuando se usa microARN”, dijo Adami. “Todo lo que necesitas es una buena luz y los pinceles”.

La biopsia por cepillado es una mejora con respecto a la biopsia quirúrgica porque la cirugía a menudo recolecta una mezcla de tipos de células, lo que hace que el análisis sea más complicado. Además, la cirugía corre el riesgo de propagar las células cancerosas a otras partes de la boca.

También es mejor que los análisis de sangre porque se enfoca en un solo sitio sospechoso de cáncer, por lo que los médicos saben exactamente dónde tratar si se descubre cáncer.

“Si se compara lo que hacemos, que es la focalización específica del tejido en un sitio, con las otras pruebas que existen, no tienen una focalización de dónde están realmente los tumores”, señaló en un comunicado de prensa el coinvestigador, el Dr. Joel Schwartz, profesor de medicina oral y ciencias diagnósticas de la Universidad de Illinois, en Chicago. “Eso hace que sea más difícil comenzar el tratamiento rápidamente después de la detección”.

Al hacer que las pruebas de detección sean más fáciles de realizar, los investigadores esperan que su prueba reduzca las desigualdades de salud en los grupos de pacientes que no reciben atención dental regular o tienen una mayor incidencia de cáncer de boca.

Por ejemplo, los hombres afroamericanos tienen una tasa de supervivencia al cáncer de boca dramáticamente más baja que otros grupos raciales y étnicos, anotaron los investigadores. La prueba podría ayudar a detectar sus cánceres de boca antes de que se vuelvan avanzados y difíciles de tratar.

Adami y Schwartz han patentado la prueba y han formado una empresa llamada Arphion Diagnostics para comercializarla. Siguen buscando socios comerciales que les ayuden a llevar la prueba a las clínicas dentales.

La tecnología también podría usarse para diagnosticar otras enfermedades orales, si los investigadores descubren las firmas únicas de microARN de esas enfermedades.

“Hay 600 enfermedades diferentes que ocurren en la boca, y varias de ellas ya han sido caracterizadas con microARN”, dijo Schwartz. “Podríamos usar el mismo enfoque y realmente tener un impacto profundo en este tipo de enfermedades”.

Más información: La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el cáncer de boca.

FUENTE: Universidad de Illinois-Chicago, comunicado de prensa, 17 de enero de 2024

*Dennis Thompson HealthDay Reporter – ©The New York Times