LATINOAMÉRICA

Los partidos políticos de Uruguay diseñan un plan para conseguir votos en Argentina

El izquierdista Frente Amplio es el que tiene más organizada una estructura en Buenos Aires, aunque otras agrupaciones analizan abrir locales para captar uruguayos que se radicaron del otro lado de la frontera

(Desde Montevideo, Uruguay) – El tránsito entre Argentina y Uruguay el fin de semana de las elecciones nacionales suele crecer. En 2019, en los comicios que llevaron a Luis Lacalle Pou a la Presidencia de la República, los partidos estimaron que unos 20.000 residentes de la vecina orilla viajaron para elegir los representantes del otro lado de la frontera. En elecciones reñidas, la cifra puede ser determinante.

Por eso los partidos políticos de Uruguay ya empiezan a diseñar una estrategia para captar ese voto del residente uruguayo en Argentina. Lo hacen a falta de nueve meses para las elecciones generales (que serán el 27 de octubre, aunque en junio se desarrollarán las primarias).

Cabildo Abierto, el partido más conservador que integra la coalición de gobierno, tiene la intención de abrir en Buenos Aires un local de cara a las próximas elecciones, según informó El País. Así, se sumará al Frente Amplio y al Partido Nacional, dos colectividades políticas que ya tienen presencia en Argentina.

El Frente Amplio buscó en las últimas elecciones traer a su militancia para votar –ante la imposibilidad constitucional de que los uruguayos voten en el exterior–. El presidente de la Comisión Nacional de Organización de la coalición de izquierda, Manuel Ferrer, contó que volverán a dar facilidades para quienes quieran viajar el día de la elección. Estos beneficios serán “en la medida de las posibilidades” del partido político.

Ferrer dijo al diario uruguayo que lo que hace su fuerza política es “subsanar” parte de la “discriminación” que considera que hay sobre los uruguayos que viven en el extranjero y no pueden sufragar en su país de nacimiento o residencia.

En Argentina, el Frente Amplio tiene una “militancia activa y permanente”, que ahora buscan que crezca. Hay unos 20 comités de base, que en su mayoría se ubican en Buenos Aires.

El Partido Nacional también mantiene el vínculo con la militancia en Argentina. Hay un “histórico” club (Manuel Oribe) y otro “grupo grande” de militantes en la zona de Zárate, en la provincia de Buenos Aires. Un nuevo colectivo, con un perfil más juvenil, está en formación.

El histórico Partido Nacional de Uruguay –al que pertenece el presidente Lacalle Pou– tiene un “grupo importante de militantes activos”, según declaró Schubert Flores, quien forma parte de esas agrupaciones. Hacen reuniones de forma periódica, que son “informativas y formativas” porque se le da una “gran preponderancia a la historia y la cultura” del partido.

Los blancos –como se conoce a los militantes del Partido Nacional– se están preparando para la próxima campaña electoral. Flores aseguró que en su participación será clave el “interés” que muestren los precandidatos. Los votos de los uruguayos del exterior, consideró, serán “importantes” es una elección que se “puede ganar por un voto”.

En Cabildo Abierto –un partido con lazos militares fundado en 2019– también analizan esa posibilidad. “Hay miles de uruguayos allá, es un lugar que no podemos descuidar”, aseguró el senador de ese partido, Guillermo Domenech.

El histórico Partido Colorado, en tanto, no tiene locales en Argentina aunque sus candidatos suelen hacer giras por ese país.

La politóloga Mariana Pomiés, directora de la consultora Cifra, estimó que para las elecciones de este año la llegada de argentinos a Uruguay puede ser menor por la crisis del país.

La analista destacó la táctica del Frente Amplio de mantener vínculos con sus militantes extranjeros. “Ha sido una estrategia que se ha manejado y siempre han dicho que resulta. La ven provechosa. En general, siempre se dijo que (el uruguayo en Argentina) votaba más al Frente Amplio que a la coalición. Aunque no es tan así, siempre ha sido un caudal de votos significativo que ha cuidado. Los candidatos siempre van a Argentina y se reúnen con ellos”, afirmó.