ENTRETENIMIENTO

La espectacular producción de Nicole Kidman para Vogue

Como parte de su colaboración, la actriz brindó una íntima entrevista donde habló sobre sus escapadas a la discoteca siendo una adolescente y “Expatriadas”, su más reciente proyecto fílmico

Nicole Kidman, la aclamada actriz australiana, ha dejado en shock a sus fanáticos con su reciente sesión de fotos para Vogue Australia. A sus 56 años, la intérprete posó con lencería negra y reveló aspectos íntimos de su personalidad en una entrevista.

En una de las imágenes, Kidman luce un body de encaje con mangas largas y detalles de corset, complementado con un cinturón de liguero. El maquillaje glamuroso acentúa su mirada con unos ojos ahumados, mientras su cabello rubio ondulado agrega un toque de sofisticación rockera al conjunto.

Otra fotografía muestra a la estrella en un bralette de tiras y una ajustada falda en tono nude, destacando su excelente forma física. Ante el lente de Steven Klein, Kidman se presenta con una serpiente negra alrededor de los hombros para la portada de la revista, evocando una apariencia tanto sensual como peligrosa.

El reportaje fotográfico fue acompañado por una íntima entrevista en la que Kidman rememoró sus años de adolescencia tumultuosos, destacando aquellas ocasiones en las que su difunto padre, Anthony, la sacaba de discotecas para llevarla de vuelta a casa. Si bien, en su momento fueron situaciones vergonzosas, Kidman asegura que ahora agradece ese nivel de preocupación.

“La gente decía: ‘¿Quién es?’. Y mi padre aparecería para llevarme a casa. Ahora lo agradezco. Siempre ocurrían esas dos cosas, cuando yo decía: ‘¡Quiero ser salvaje!’ Y luego tenía una familia fuerte y un hogar nutritivo. Probablemente todavía tengo esas dos partes de mi personalidad”.

La entrevista también se enfocó en Expatriadas, una miniserie que estará disponible en Amazon a partir de este 26 de enero. La historia gira en torno a tres mujeres que viven en una agobiante ciudad de Hong Kong luchando contra sus propios demonios, ya sea lidiar con la pérdida, un matrimonio al borde del colapso o una crisis de identidad ocultada por el éxito profesional.

En este proyecto, Nicole comparte créditos con Sarayu Blue y Ji-young Yoo y es dirigida por Lulu Wang. Lulu definió el trabajo de Kidman como algo sumamente intensó, reflejando a la perfección los problemas que atraviesa su personaje, Margaret, quien a pesar de mostrarse como una mujer exitosa y feliz, sufre en su intimidad.

“El tamaño de la intensidad de Nicole funciona realmente bien para este personaje. El dolor por el que atraviesa Margaret tiene algo de otro mundo, y Nicole lo sabía y lo aportó. En cuanto entraba en el set, te dabas cuenta de que había algo inquietante y muy intenso”.

Sobre su papel, Nicole aseguró que se vio atraída por este dado que presenta un proceso en el que “debes hundirte antes de poder volver a levantarte”, además de la curación que viene después de haber tocado fondo. Así mismo, la actriz aseguró que se vió a si misma como una más del reparto, destacando las actuaciones de Blue y Yoo y la dirección tan “tenaz” de Wang.

Expatriadas es parte del compromiso que Nicole realizó en 2017 de trabajar con una mujer directora al menos cada 18 meses. Desde entonces, Kidman ha actuado frente al lente de personalidades como Sofia Coppola, Jane Campion, Andrea Arnold, Karyn Kusama y Kim Gehrig. Además, su relación con las mujeres que la rodean en su vida se ha vuelto cada vez más cercana y un espacio seguro.

“Últimamente he realizado viajes muy intensos con estas mujeres, lo que ha sido fantástico. Y me siento muy segura con ellas. Tengo una relación muy estrecha con mi hermana, mis hijas, mis sobrinas, mi madre y mis tías. Me siento muy, muy cómoda compartiendo todo con ellas y escuchando su forma de ver las cosas y su perspectiva… Es un lugar de protección muy, muy poderoso para mí con las mujeres”.