SALUD Y BIENESTAR

Por qué hay que prestar atención a la pérdida de peso sin razón

Expertos advirtieron que hay que consultar a un médico ante este síntoma aparentemente inofensivo y tomando en cuenta, también, otros factores. De cuáles se trata

( Ernie Mundell -HealthDay News) – Si estás bajando de peso sin hacer dieta ni aumentando el ejercicio, ve a ver a un médico. Puede ser una señal de cáncer, informan los investigadores

“La pérdida de peso inesperada puede provenir del cáncer o de muchas otras afecciones”, señaló el autor principal del estudio , el Dr. Brian Wolpin. Dirige el Centro de Cáncer Gastrointestinal del Instituto Oncológico Dana-Farber de Boston.

“A veces la pérdida de peso se debe a más ejercicio o a una dieta más saludable, y esto puede ser beneficioso para la salud de las personas”, comentó en un comunicado de prensa de Dana-Farber. “Sin embargo, cuando un paciente experimenta una pérdida de peso involuntaria que no se debe a comportamientos más saludables, es apropiado consultar a su médico de atención primaria, para que pueda determinar si es necesaria una evaluación adicional para otras causas de pérdida de peso, incluido el cáncer”.

En el nuevo estudio, el equipo de Wolpin siguió la salud y los hábitos de salud de más de 157,000 participantes en el Estudio de Salud de las Enfermeras y el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud. Estos estudios comenzaron en las décadas de 1970 y 1980 y siguieron a participantes adultos hasta 2016.

A los participantes se les hizo una variedad de preguntas, incluyendo su peso actual y cualquier comportamiento intencional de pérdida de peso, como la dieta y el ejercicio. ”Queríamos diferenciar la pérdida de peso saludable de la pérdida de peso malsana”, explicó la primera autora del estudio, la Dra. Qiaoli Wang, investigadora de Dana-Farber. “La pérdida de peso saludable puede provenir de cambios en la dieta o de un mayor ejercicio. Pero la pérdida de peso poco saludable que ocurre inesperadamente puede deberse a un cáncer subyacente”.

Entre las personas que desarrollaron un cáncer, se observaron cantidades similares de pérdida de peso antes de un diagnóstico de enfermedad en etapa temprana o tardía, encontró el estudio.

Eso va en contra de la noción de que los cánceres en etapa temprana no se caracterizan por la pérdida de peso. También sugiere que la pérdida de peso inexplicable podría ser una pista para detectar el cáncer temprano, cuando es más tratable, dijo el equipo.

En cuanto a los tipos de cáncer vinculados con la pérdida de peso, el grupo de Wolpin encontró que la pérdida de peso reciente se vinculaba con unas probabilidades más altas de cánceres del tracto gastrointestinal superior (incluidos el cáncer de esófago, estómago, hígado, vías biliares y páncreas), cánceres de la sangre (como el linfoma no Hodgkin, el mieloma múltiple y la leucemia), cáncer colorrectal y cánceres de pulmón.

La pérdida de peso reciente no se vinculó con ningún aumento en el riesgo de otros tipos de cáncer, como el cáncer de mama, el cáncer genitourinario, el cáncer cerebral o los melanomas.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 23 de enero de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

Obtén más información sobre las señales de advertencia tempranas del cáncer en Johns Hopkins Medicine.

FUENTE: Instituto Oncológico Dana-Farber, comunicado de prensa, 23 de enero de 2024

* Ernie Mundell HealthDay Reporters ©The New York Times 2024