ENTRETENIMIENTO

Diana de Gales: qué dicen los nuevos correos electrónicos sobre el escándalo de “la entrevista del siglo”

La BBC liberó más de 3.000 emails internos sobre los métodos engañosos del periodista Martin Bashir para conseguir la primicia en 1995

En 1995, la princesa Diana de Gales concedió lo que sería llamada “la entrevista del siglo” al periodista británico Martin Bashir para la BBC, generando un impacto mundial al discutir abiertamente detalles íntimos sobre su vida matrimonial y de la familia real británica por primera vez en la historia. Sin embargo, en 2021, la compañía se vio obligada a disculparse por los métodos cuestionables que el comunicador utilizó para asegurar la exclusiva.

La entrevista de Diana en el programa Panorama dio lugar a memorables declaraciones, incluyendo su reconocimiento de la infidelidad de Carlos de Inglaterra, lo que atrajo a más de 23 millones de espectadores. El escándalo posterior reveló que Bashir había empleado documentos bancarios falsificados y engaños para asegurar la entrevista, algo que la cadena ITV destapó en el documental de 2020 The Diana Interview: Revenge of a Princess.

Ahora, se ha desatado una nueva ola de revelaciones a raíz de la liberación por parte del medio británico de más de 3,000 correos electrónicos entre directivos, jefes de la BBC y Bashir, evidenciando un potencial conocimiento previo y encubrimiento de las técnicas engañosas usadas. Los envíos, que abarcan un periodo de dos meses en 2020, fueron publicados tras un fallo judicial obtenido por el periodista de investigación Andy Webb.

Recientemente, Web ha estado indagando en la polémica suscitada por la entrevista, con el objetivo de desentrañar lo que realmente ocurrió cuando se destapó el engaño de Bashir en 2021. El investigador sospecha que los directivos de la BBC aún podrían tener más conocimientos de los admitidos y alega que en 2020, intentaron encubrir las acciones de Bashir de 1995, una afirmación que la cadena niega rotundamente, calificándola de “simplemente errónea”.

En los correos divulgados, el periodista británico atribuye las acusaciones en su contra a una supuesta envidia profesional en torno al éxito que logró la memorable entrevista. “Lamento escuchar que esta historia llamada ‘falsificación’ ha resurgido. No tuvo ningún rol en la entrevista, pero permitió que los celos profesionales, particularmente dentro de la corporación, lo atribuyeran a supuestas irregularidades.” escribía Bashir en julio de 2020.

También se situó a sí mismo en un papel de víctima sugiriendo clasismo y racismo por su origen étnico: “En ese momento, también era evidente que había cierta irritación porque un inmigrante de segunda generación, de raíces de clase trabajadora no blanca, tuviera la temeridad de entrar en un palacio real y realizar una entrevista. ¡Hubiera sido mucho más fácil si una de las familias dinásticas lo hubiera hecho!”.

Después de que finalmente se conociera que Martin Bashir había mostrado documentos bancarios falsificados al conde Charles Spencer, hermano de Lady Di, para que este la convenciera de acceder a la entrevista, se dispararon los emails en la BBC. “Desde que regresé al Reino Unido en 2015 y me reincorporé a la BBC en 2016, el personal de la Oficina del Príncipe de Gales (para mi sorpresa) ha expresado su gratitud por haber rechazado todas las solicitudes para discutir la entrevista”, afirmaba Bashir.

La empresa ha enfrentado acusaciones de intentar ocultar las acciones de Bashir, especialmente luego de que los documentos internos mostraran que no publicó todos los documentos relativos a las investigaciones internas sobre la entrevista. Andy Webb, apoyado por Spencer, ha criticado duramente a la emisora por sus esfuerzos para retener estos archivos.

En un envío que data de octubre de 2019, un abogado escribió a un editor de Panorama que “la empresa no está publicando todos los documentos de las investigaciones internas en este momento”, por lo que Webb afirmó que “la BBC claramente admite que los documentos estaban siendo retenidos. En mi manual, eso es encubrimiento”.

“Sabemos que el periodista sólo consiguió su sensacional entrevista de 1995 con la princesa vendiéndole una letanía de mentiras y difamaciones”, escribió el investigador en un artículo publicado en diciembre en The Mail On Sunday.

“También sabemos, gracias al informe de Lord Dyson en 2021, que los jefes de la BBC en ese momento encubrieron gran parte de lo que sabían sobre el engaño de Bashir. Pero llevo creyendo, durante mucho tiempo, que aquí hay una historia mucho más grande y que los intentos de la empresa de silenciar este escándalo no terminaron hace 28 años”, expuso Webb sobre su investigación.

La BBC, en su defensa, señaló acciones previas tomadas para abordar el escándalo, como la investigación independiente encargada a Lord Dyson en 2021. Sin embargo, Andy Webb sostiene que la cadena ha invertido considerable tiempo y dinero intentando evitar que estos documentos se hicieran públicos.

“La gente de la BBC responsable de esto se ha escondido detrás de abogados caros en un momento en que la BBC, esta gran institución nacional e internacional, está haciendo recortes. Y creo que eso es obsceno”, dijo Charles el pasado diciembre, hermano de la fallecida Princesa de Gales.