SALUD Y BIENESTAR

El gas radón podría aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular

Un estudio publicado en la revista Neurology sugiere que ese compuesto, que se produce de forma natural, puede incrementar la posibilidad de ACV hasta en un 14 por ciento. Esa misma sustancia es la segunda causa principal de cáncer de pulmón

(HealthDay News) — El radón, un gas radiactivo invisible que se produce de forma natural, parece aumentar el riesgo de ACV de una persona, sugiere un estudio reciente.

Estos nuevos hallazgos, que ya se conocen como la segunda causa principal de cáncer de pulmón, sugieren que la exposición al radón puede aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular hasta en un 14 por ciento, según un informe publicado el 31 de enero en la revista Neurology.

“Nuestra investigación encontró un aumento en el riesgo de ACV entre los participantes expuestos al radón por encima (y hasta dos picocurios por litro (pCi/L) por debajo) de concentraciones que por lo general desencadenan las recomendaciones de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de instalar un sistema de mitigación del radón en el hogar”, señaló el investigador el Dr. Eric Whitsel, profesor de epidemiología y medicina de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

El radón se produce cuando metales como el uranio o el radio se descomponen en las rocas y el suelo, dijeron los investigadores. El gas puede llegar a las casas a través de huecos alrededor de las tuberías y grietas en las paredes y pisos del sótano.

En el nuevo estudio, los investigadores siguieron a casi 159.000 mujeres con una edad promedio de 63 años, ninguna de las cuales había sufrido un ACV al inicio del estudio.

El equipo siguió a las participantes durante un promedio de 13 años, durante los cuales hubo casi 7.000 accidentes cerebrovasculares. Los investigadores utilizaron las direcciones de los hogares de las participantes para recopilar datos sobre la concentración de radón del Servicio Geológico de EE. UU. y la EPA.

Los estándares de la EPA recomiendan que las concentraciones promedio de radón en interiores no superen los cuatro pCi/L, dijo el investigador. Si los niveles suben tanto, la agencia recomienda instalar un sistema para reducir los niveles de radón en el hogar.Los investigadores dividieron a los participantes en tres grupos: aquellos con concentraciones que excedían el límite de la EPA, aquellos con niveles entre dos y cuatro pCi/L, y aquellos con niveles de menos de dos pCi/L.

El grupo con la exposición más alta al radón tuvo 349 accidentes cerebrovasculares por cada 100.000 años-persona, en comparación con 343 accidentes cerebrovasculares en el grupo intermedio y 333 accidentes cerebrovasculares en el grupo con menor exposición.

Dicho de otra manera, las participantes en el grupo con alto contenido de radón tenían un riesgo un 14 por ciento mayor de accidente cerebrovascular en comparación con el grupo más bajo, y el grupo intermedio tenía un riesgo un 6 por ciento mayor.

”Es importante anotar que encontramos un aumento en el riesgo de ACV entre las expuestas a concentraciones de radón de hasta dos pCi/L por debajo del umbral actual basado en el cáncer de pulmón para recomendar la mitigación del radón”, señaló Whitsel en un comunicado de prensa de la revista.

“Se necesitan más estudios para confirmar nuestros hallazgos. La confirmación presentaría una oportunidad para mejorar la salud pública al abordar un factor de riesgo emergente de accidente cerebrovascular”.

Más información: La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) ofrece más información sobre el radón.

FUENTE: Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology), comunicado de prensa, 31 de enero de 2024

*Dennis Thompson HealthDay Reporter – ©The New York Times