INMIGRACIÓN

El Senado prepara un ‘voto de prueba’ del acuerdo para endurecer la política migratoria en la frontera

Los negociadores del Senado están luchando desde hace meses por llegar a un acuerdo bipartidista que combinaría cambios para solicitantes de asilo en la frontera y ayuda económica a Ucrania, cuya “supervivencia” está en juego bajo el asedio ruso. Pero los republicanos de la Cámara Baja, bajo la influencia de Trump, ya anticipan que truncarían el acuerdo.

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, anunció el jueves ‘un voto de prueba’ la próxima semana sobre el proyecto de ley de seguridad nacional, que incluye un acuerdo bipartidista sobre restricciones de política migratoria y el paquete de ayuda a Ucrania e Israel.

Sin embargo, tras meses de negociaciones, la falta de apoyo entre los republicanos augura más bien que el acuerdo está cerca de naufragar. El factor clave en el estancamiento de las negociaciones, muchos análisis señalan, es la reciente irrupción de la campaña de Donald Trump alentando la fuerte resistencia de los republicanos de la Cámara de Representantes.

Eso, a pesar de que como venían exigiendo los republicanos desde hace mucho tiempo, el gobierno del presidente Joe Biden ha aceptado supeditar la ayuda a Ucrania a un notable endurecimiento de la política migratoria y la seguridad en la frontera, según reportan quienes conocen el acuerdo.

“La frontera sur está urgentemente necesitada, urgentemente necesitada de un arreglo”, dijo Schumer. “La supervivencia de Ucrania está en juego… La única manera de estar a la altura de las circunstancias es si ambas partes se toman en serio llegar a un compromiso bipartidista… No hemos concluido las negociaciones, así que seguiremos trabajando para lograrlo”.

La “supervivencia de Ucrania” está en juego…

y la crisis en la frontera

Mientras tanto, siguen llegando miles de migrantes a la frontera con México luego de que en 2023 se reportara un récord en el número de encuentros de las autoridades fronterizas de Estados Unidos. Asimismo, las tropas ucranianas se están quedando sin munición para defenderse del ataque ruso en curso y el Pentágono informó que se había quedado sin dinero para Ucrania.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, se pronunció en la misma línea que Schumer: “Es hora de que hagamos algo, con suerte incluyendo un acuerdo fronterizo, pero necesitamos llevar ayuda a Israel y Ucrania rápidamente”.

Si bien hay amplio apoyo bipartidista al respaldo a Ucrania, en la Cámara Baja hay una feroz resistencia a tratar esa ayuda de modo independiente sin antes aprobar restricciones en política migratoria.