SALUD Y BIENESTAR

¿Enfermedad moderna? Los antiguos griegos rara vez se veían afectados por la demencia

Así lo consignaron investigadores de la Universidad del Sur de California en EEUU. Textos médicos griegos y romanos sugieren que la enfermedad era extremadamente rara hace 2.000 a 2.500 años

(Por Dennis Thompson – HealthDay News) — La demencia parece un trastorno que siempre ha perseguido a la raza humana. Pero esta forma de pérdida severa de la memoria es en realidad una enfermedad moderna, si hemos de creer a los médicos clásicos griegos y romanos.

Un nuevo análisis de antiguos textos médicos griegos y romanos sugiere que la demencia era extremadamente rara hace 2.000 a 2.500 años, en la época de Aristóteles, Galeno y Plinio el Viejo.

El nuevo estudio refuerza la idea de que la enfermedad de Alzheimer y las demencias relacionadas son enfermedades promovidas por los ambientes y estilos de vida modernos, señalaron los investigadores.

“Los antiguos griegos tenían muy, muy pocas, pero las encontramos, menciones de algo que sería como un deterioro cognitivo leve”, dijo el investigador principal, Caleb Finch, profesor de la Facultad de Gerontología Leonard Davis de la Universidad del Sur de California.

“Cuando llegamos a los romanos y descubrimos al menos cuatro afirmaciones que sugieren casos raros de demencia avanzada, no podemos decir si es Alzheimer. Por lo tanto, hubo una progresión que pasó de los antiguos griegos a los romanos”.

Los antiguos griegos notaron algunos problemas de memoria relacionados con la edad que hoy en día se clasificarían como deterioro cognitivo leve. Sin embargo, los griegos nunca observaron nada que se acercara a la gran pérdida de memoria, habla y razonamiento provocada por el Alzheimer y otras demencias, señalaron los investigadores.

Siglos más tarde, en la antigua Roma, comienzan a aparecer algunas menciones de problemas cerebrales similares a la demencia: Un famoso médico del Imperio Romano, Galeno, observó que a la edad de 80 años algunas personas mayores comienzan a tener problemas para aprender cosas nuevas.

El naturalista Plinio el Viejo notó que un senador y orador famoso, Valerio Mesala Corvino, olvidó su propio nombre. El erudito romano Cicerón escribió que “la tontería de los ancianos… es característico de los ancianos irresponsables, pero no de todos los viejos”.

Finch especula que la contaminación en las ciudades romanas aumentó a medida que crecían, lo que provocó casos de disminución del pensamiento. Los romanos también se expusieron involuntariamente al plomo neurotóxico al usar recipientes de plomo para cocinar y tuberías de agua de plomo, añadió Finch. Incluso añadían acetato de plomo a su vino para endulzarlo.

El nuevo estudio aparece en una edición reciente de la revista Journal of Alzheimer’s Disease. Estas tendencias concuerdan con las teorías actuales que culpan en gran medida a la conducta sedentaria y a la exposición a la contaminación atmosférica como los principales impulsores de las demencias, dijo Finch.

Para verificar estas observaciones con respecto al mundo antiguo, Finch recurrió a los estudios modernos de los amerindios tsimane, un pueblo indígena de la Amazonía boliviana. Los tsimane son un reflejo de los antiguos griegos y romanos, en el sentido de que tienen un estilo de vida preindustrial que es muy activo, dijeron los investigadores. También tienen tasas extremadamente bajas de demencia, alrededor del 1%, en comparación con el 11% de los estadounidenses de 65 años o más.

“Los datos tsimane, que son bastante profundos, son muy valiosos”, dijo Finch. “Esta es la población grande mejor documentada de personas mayores que tienen una demencia mínima, todo lo cual indica que el entorno es un gran determinante en el riesgo de demencia. Nos dan una plantilla para hacer estas preguntas”.

Más información

La Alzheimer’s Association ofrece más información sobre la demencia.

FUENTE: Universidad del Sur de California, comunicado de prensa, enero de 2024