MUNDO

La Administración China no Consigue Recuperar la Confianza de los Inversionistas y las Acciones Caen a Niveles Mínimos de los Últimos 5 Años

La Comisión Reguladora del Mercado de Valores anunció medidas contra delitos como la manipulación del mercado y las ventas en corto malintencionadas. Sin embargo, las bolsas siguieron perdiendo terreno

Las acciones chinas sufrieron fuertes oscilaciones el lunes, hundiéndose a mínimos de 5 años, después de que los reguladores del mercado de valores trataran de tranquilizar a los inquietos inversores con la promesa de tomar medidas enérgicas contra la manipulación de los precios de las acciones y las “ventas en corto maliciosas”.

Las acciones en Shanghai y en el mercado más pequeño de Shenzhen, cerca de Hong Kong, oscilaron entre grandes pérdidas y pequeñas ganancias a lo largo del día. Los mercados han languidecido por la fuerte venta de acciones inmobiliarias que han sufrido con la caída del mercado inmobiliario.

Los analistas del mercado dijeron que había indicios de que las autoridades habían ordenado, como suele ser habitual, a los grandes inversores institucionales que intensificaran las compras de bancos estatales y otros pesos pesados.

El Banco Industrial y Comercial de China subió un 2,3%, el Banco de China un 2,6% y el Banco Agrícola de China un 2,2%.

Pero las acciones siguieron perdiendo terreno en su mayoría.

El índice Shenzhen Component perdió un 1,1% tras caer hasta un 4,4%. El índice compuesto de Shanghai cedió un 1%, hasta los 2.702,19 puntos, tras haber perdido un 3,5% anteriormente.

El índice CSI 1000, un fondo cotizado que llegó a caer un 8,7% el lunes antes de recuperar parte de las pérdidas para cerrar con un descenso del 6,1%, registró oscilaciones más bruscas. El CSI 1000 se utiliza a menudo para seguir los llamados “derivados bola de nieve”, que ofrecen grandes ganancias pero también pueden dar lugar a pérdidas exageradas.

Medida de los reguladores

La caída bursátil es una muestra de la escasa confianza de los inversores en las medidas tomadas por las autoridades chinas para restaurar la confianza en los mercados.

El domingo, la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China declaró que redoblaría la aplicación de medidas contra delitos como la manipulación del mercado y las ventas en corto malintencionadas, al tiempo que orientaría la entrada de más fondos a medio y largo plazo en el mercado.

Esta medida se sumó a otras adoptadas en los últimos días, que parecen haber contribuido poco a tranquilizar a los inversores, que llevan meses retirando dinero de los mercados. La semana pasada, las acciones chinas cerraron su peor semana en cinco años.

Los comentarios del ex presidente estadounidense Donald Trump diciendo que podría imponer un arancel de más del 60% a las importaciones de productos chinos si es reelegido también dañaron el sentimiento del mercado.

En otro golpe, un informe dijo que el sector de servicios de China creció a un ritmo ligeramente más lento en enero, con el índice de gerentes de compras cayendo a 52,7 desde 52,9 en diciembre, según una encuesta del sector privado el lunes. Un PMI superior a 50 indica expansión en comparación con el mes anterior.

Crisis inmobiliaria y ralentización económica

Las empresas chinas han perdido miles de millones de dólares de valor de mercado al alejarse los inversores de los mercados de Hong Kong y China continental en busca de mejores rendimientos.

Aparte de los problemas del mercado inmobiliario, en el que los promotores luchan por sanear sus balances después de que el gobierno tomara medidas enérgicas contra el endeudamiento excesivo hace varios años, la ralentización de la economía china, la segunda del mundo, también ha pasado factura.

Los precios han seguido cayendo a pesar de las diversas medidas de fomento de la confianza puestas en marcha hasta ahora, como la liberación de más de 1 billón de yuanes (140.000 millones de dólares) para préstamos a promotores.

El anuncio del domingo de la Comisión Reguladora de Valores de China parecía destinado a tranquilizar a los inversores particulares, que representan más de la mitad del volumen de negociación.

Entre otras cosas, dijo que la proporción de acciones sujetas a riesgos por ventas en corto había caído del 10,5% en 2018 a alrededor del 3,4% ahora. Dijo que hasta ahora tales operaciones habían representado solo 27,4 millones de yuanes (alrededor de 3,5 millones de dólares), una fracción muy pequeña del volumen de negocios del mercado.

(Con información de AP)