SALUD Y BIENESTAR

¿Por qué algunas personas siempre contraen COVID-19 y otras nunca? La explicación de la ciencia

Un estudio señala que la genética podría ser la clave para entender por qué hay quienes jamás se infectan con el coronavirus, lo que marca un nuevo enfoque en la prevención

(Ernie Mundell- HealthDay News) — Todo el mundo conoce a alguien que contrajo COVID-19 en repetidas ocasiones, y probablemente también tenga ese amigo molesto que nunca ha tenido la enfermedad. ¿Por qué sucede esto?

Según una nueva investigación, a largo plazo es probablemente la genética la que impulsa el nivel de susceptibilidad de un individuo al SARS-Cov-2.

“Nuestros resultados sugieren que, inicialmente, las diferencias en el ambiente familiar compartido influyeron en quién se infectó con COVID-19 más que las diferencias genéticas”, explicó la autora principal del estudio, Katie LaRow Brown, candidata a doctorado de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

“Sin embargo, con el tiempo, la importancia de estas diferencias en el ambiente doméstico compartido se redujo, y el factor genético aumentó”, dijo. Brown habló en un comunicado de prensa de Cedars-Sinai en Los Ángeles, que también participó en la investigación.

Según la información de fondo, desde que comenzó la pandemia, más de 340 millones de estadounidenses han sido infectados por el coronavirus SARS-Cov-2.

Sin embargo, el papel que el medio ambiente y la genética pueden desempeñar en quién se infecta aún no se comprende bien.

En el nuevo estudio, Brown y sus colaboradores observaron los datos de los expedientes electrónicos de salud de los pacientes del Centro Médico Irving de la Universidad de Nueva York-Presbyterian/Columbia.

Casi 13.000 de los pacientes recibieron resultados concluyentes en las pruebas PCR de COVID-19 realizadas entre finales de febrero de 2021 y finales de octubre de 2022.

Por lo general, los pacientes provenían de familias en las que un promedio de 2.5 miembros habían contraído COVID-19.

Te puede interesar:La recuperación de un accidente cerebrovascular podría depender del lugar donde se vive, según un estudio

Al analizar la genética frente a los factores ambientales, los investigadores encontraron que la relación cambiaba con el tiempo.

Al principio de la pandemia, la genética de una persona representaba alrededor del 33 por ciento de la variación en su susceptibilidad a la COVID-19, pero en la segunda mitad del estudio, el papel de la genética en la susceptibilidad aumentó al 70 por ciento.

Al observar la gravedad de la enfermedad por COVID (según los días pasados en el hospital), la genética volvió a superar a los entornos domésticos. El estudio encontró que la genética explicaba el 41% de las variaciones en la gravedad de los casos, mientras que el entorno compartido explicaba el 33%.

“Nos sorprendieron especialmente los porcentajes de susceptibilidad”, dijo el autor principal del estudio, Nicholas Tatonetti.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Nature Communications.

“Dado que se trata de una enfermedad infecciosa, asumimos que las diferencias en el ambiente del hogar explicarían la mayor parte de la variación durante todo el estudio”, dijo Tatonetti, vicepresidente de operaciones del departamento de biomedicina computacional y director asociado de oncología computacional en Cedars-Sinai Cancer.

Todavía no está claro qué ADN está impulsando la brecha entre quién contrae COVID-19 y quién no. Averiguarlo “es muy importante en términos de dirigir los recursos y definir los objetivos futuros de la investigación”, dijo Tatonetti.

Más información sobre cómo protegerse de la COVID en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

FUENTE: Cedars-Sinai, comunicado de prensa, 31 de enero de 2024

*Ernie Mundell- HealthDay Reporters © The New York Times 2024