LATINOAMÉRICA

CorteIDH celebrará audiencia para analizar violaciones en presidenciales 2013 este 06Feb

Este martes, 06 de febrero, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) se llevará a cabo una demanda contra el Estado venezolano por las violaciones a los derechos políticos y la libertad de expresión del excandidato presidencial Henrique Capriles durante las elecciones frente a Nicolás Maduro en 2013.

Costa Rica será el lugar donde se producirá esta audiencia en la sede de la Corte IDH. Allí, se tiene previsto que Capriles ofrezca su testimonio ante los jueces y que posteriormente, en unos meses, la CorteIDH emita una sentencia del caso.

“El caso se refiere a la alegada responsabilidad internacional del Estado por las violaciones de los derechos políticos, a la libertad de expresión, al principio de legalidad y a la protección y garantías judiciales en perjuicio de Henrique Capriles, en el marco de su participación política como candidato presidencial en las elecciones del 14 de abril de 2013″, dijo la CorteIDH.

La CorteIDH y las ventajas

El pasado 14 de abril de 2013, después de culminada la votación y el recuento digital de votos el Consejo Nacional Electoral (CNE) se expidió sobre los resultados electorales, dando oficialmente los resultados como ganador a Nicolás Maduro con el 50,61 % de los votos, frente a Capriles que obtuvo el 49,12 %, según el sitio web Efecto Cocuyo.

“El señor Capriles solicitó al CNE una auditoría completa de los votos, solicitud que fue rechazada. Los recursos planteados ante el Tribunal Supremo de Justicia también fueron rechazados. Como resultado de la interposición del recurso ante el Tribunal Supremo de Justicia, se impuso a la presunta víctima una multa por ofender al Poder Judicial con expresiones agraviantes y ofensivas”, indicó a la CorteIDH.

Esta demanda contra el Estado señala que en Venezuela ocurren obstáculos para el ejercer los derechos políticos y que no existen garantía de la independencia del CNE. Esto incide directa y negativamente en la protección de los derechos políticos.

Por otra parte, la demanda señala que existe una vinculación política con «dudas razonables» frente a representantes del Tribunal Supremo de Justicia.

También, los representantes de Henrique Capriles alegan que la multa que le fue impuesta a este por interposición de un recurso ante el TSJ, es parte de una violación a su derecho a la libertad de expresión.