INMIGRACIÓN

Revelan propuesta migratoria en el Senado: contempla ‘cerrar’ la frontera en ciertos casos y endurecer el asilo

El proyecto plantea dos cambios clave en la ley migratoria: limitar el uso del ‘parole’ por parte de los migrantes que llegan a la frontera y permitir que el presidente pueda ‘cerrarla’ en ciertos casos cuando el flujo migratorio es fuerte. Pero su futuro es incierto porque afronta fuerte escepticismo.

Tras meses de negociaciones, un grupo bipartidista de senadores reveló este domingo un esperado proyecto de ley de $118,000 millones que propone endurecer la política de seguridad fronteriza a cambio de dar más ayuda a Ucrania e Israel. Esto en medio de un fuerte escepticismo republicano y del futuro incierto que tendría la iniciativa en la Cámara Baja, donde el republicano Mike Johnson dijo que no sería considerada.

El proyecto plantea dos cambios clave en la política migratoria: limitar el uso del ‘parole’ por parte de los migrantes que llegan a la frontera y permitir que el presidente pueda ‘cerrarla’ en ciertos casos cuando el flujo migratorio es alto.

Y cuenta con “el fuerte apoyo” del presidente Joe Biden, quien este mismo domingo urgió la aprobación de lo que describió como un plan que “incluye las reformas fronterizas más duras y justas en décadas”.

En medio de la expectativa, la senadora independiente de Arizona Kyrsten Sinema había desvelado más temprano lo que contendría el proyecto en el programa Face the Nation, sobre todo detalles de los potenciales cambios migratorios. Habló sobre el fin de la práctica conocida en inglés como ‘catch and release’, que permite a las autoridades federales poner en libertad condicional a migrantes que piden asilo en la frontera y refiere sus casos a los tribunales de inmigración para que un juez decida su futuro en Estados Unidos.

“Hemos visto las imágenes en televisión de lo que ocurre en Lukeville, Arizona, y en el sur de Texas, donde un gran número de migrantes han llegado a la frontera y son procesados y de cierta manera liberados en el país, algunos con una citación con la que podrían ver a un juez en cinco, siete, 10 años (…) Nuestra (propuesta de) ley pone fin a eso y pone fin a la práctica del ‘catch and release'”, dijo Sinema, que estuvo involucrada en las negociaciones al respecto.

De acuerdo con lo explicado por Sinema, cuando un migrante llegue a la frontera en busca de asilo se enfrentará a dos situaciones si es que prospera tal como fue redactado el proyecto de ley en el Senado y en la Cámara de Representantes.

Se les pondrá bajo custodia y se le entrevistará para determinar si cumplen con los requisitos de asilo. Si no cumplen con ellos serán devueltos a sus países, abundó.

“Para los que no podamos detener, como las familias, nos aseguraremos de que los supervisemos por el transcurso de solo tres meses y realizaremos la entrevista con nuevos estándares más rigurosos, que requerirán que muestren de forma más temprana si califican o no para el asilo”, agregó.

Con Información de Univisión