MUNDO

Los talibanes realizaron una nueva ejecución pública ante miles de personas en un estadio del norte de Afganistán

Esta fue la quinta ejecución pública desde que los talibanes tomaron el poder en agosto de 2021 y la tercera sentencia de muerte de este tipo ejecutada en los últimos cinco días. El grupo aplica la norma del “ojo por ojo”, que retribuye al criminal con el mismo daño causado

Los talibanes llevaron a cabo el lunes la ejecución pública de un hombre condenado por asesinato en el norte de Afganistán ante miles de personas en un estadio deportivo, la tercera sentencia de muerte de este tipo ejecutada en los últimos cinco días.

La ejecución tuvo lugar con gran espectáculo en la ciudad de Shibirghan, capital de la provincia norteña de Jawzjan, donde el hermano del asesinado disparó al preso cinco veces con un rifle, según un testigo ocular. La seguridad alrededor del estadio era estricta, dijo el testigo, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar con los medios.

También fue la quinta ejecución pública desde que los talibanes tomaron el poder de Afganistán en agosto de 2021, cuando las tropas de Estados Unidos y la OTAN se encontraban en las últimas semanas de su retirada del país tras dos décadas de guerra.

El acontecimiento fue siniestro ya que los talibanes, a pesar de las promesas iniciales de un gobierno más moderado, comenzaron a aplicar severos castigos en público (ejecuciones, azotes y lapidaciones) poco después de llegar al poder, aplicando la norma del “ojo por ojo”, que retribuye al criminal con el mismo daño causado. Los castigos son similares a los aplicados bajo el gobierno anterior de Afganistán a finales de los años 1990.

Los funcionarios del gobierno talibán no estuvieron inmediatamente disponibles para hacer comentarios.

El comunicado decía que la sentencia de muerte del lunes se ejecutó tras la aprobación de tres de los tribunales más altos del país y del líder supremo talibán, el mulá Haibatullah Akhundzada. El hombre ejecutado, identificado como Nazar Mohammad del distrito de Bilcheragh en la provincia de Faryab, había matado a Khal Mohammad, también de Faryab. El asesinato tuvo lugar en Jawzjan.

El jueves, en la provincia sudoriental de Ghazni, los talibanes ejecutaron a dos hombres condenados por matar a puñaladas a sus víctimas. Los identificó como Syed Jamal, de la provincia central de Wardak, y Gul Khan, de Ghazni, aunque no estaba claro quién llevó a cabo los apuñalamientos, si los dos condenados u otros.

La declaración también decía que tres tribunales inferiores y el líder supremo de los talibanes, Hibatullah Akhundzada, habían ordenado las ejecuciones en represalia por sus presuntos crímenes. Los familiares de las víctimas dispararon contra los dos hombres, también en un estadio deportivo mientras miles de personas observaban.

Declaraciones separadas del tribunal supremo talibán dijeron que un hombre y una mujer condenados por adulterio fueron azotados con 35 latigazos cada uno en la provincia norteña de Balkh durante el fin de semana. Otras dos personas fueron azotadas en la provincia oriental de Laghman, también durante el fin de semana; cada uno recibió 30 latigazos por presuntamente haber cometido actos inmorales.

Las Naciones Unidas han criticado duramente a los talibanes por llevar a cabo ejecuciones públicas, azotes y lapidaciones desde que tomaron el poder, y han pedido a los gobernantes del país que pongan fin a tales prácticas.

(con información de AP)