LATINOAMÉRICA

Fin de semana sangriento en Ecuador: 137 homicidios durante el asueto de Semana Santa

Pese a la cifra, las autoridades sostienen que el porcentaje de muertes violentas está a la baja

(Desde Quito, Ecuador) – Los 17.861 operativos a escala nacional, ejecutados entre las 12h00 del día jueves 28 de marzo hasta las 06h00 del lunes 01 de abril, y los 52.622 uniformados desplegados en todo el país no evitaron que el feriado de Semana Santa en Ecuador registrara 137 muertes violentas. Pese a la escandalosa cifra y a las masacres registradas, especialmente en Guayaquil y Puerto López, las autoridades policiales aseguran que hay una reducción del 26% de homicidios durante las 18 semanas de gobierno del presidente Daniel Noboa.

La noche del lunes, y luego a varias insistencias de los periodistas ecuatorianos, la Policía presentó un boletín con los datos consolidados de la violencia ocurrida el último fin de semana: ”La cifra de homicidios intencionales durante la semana del feriado 2024, es de 137 en comparación con los 167 del mismo período del 2023″. No obstante, durante los días de asueto de la semana Mayor de 2023, hubo 13 homicidios, según recordó La Hora de Ecuador. Se pidió a la Policía que precise esta información, pero no ha habido respuesta.

“En estos días de descanso, se presentaron diferentes atentados violentos de connotación por su gravedad, donde la Policía Nacional del Ecuador y los equipos de investigación actuaron de manera inmediato. Existen aprehendidos catalogados como sospechosos, evidencias y pistas que ayudarán en esta lucha contra la delincuencia y sobre todo impedir que estos actos violentos queden impunes”, se lee en el comunicado.

La ministra del Interior, Mónica Palencia, dijo a Primicias que: “No podemos hablar de contención fallida por un fin de semana violento”. Esto luego de los cuestionamientos que los actores de opinión han realizado al Plan Fénix, como se conoce a la estrategia de seguridad de Noboa.

Durante el reciente período festivo se registró una masacre en el Guasmo Sur, en Guayaquil, donde se reportó un aumento en el número de personas fallecidas, pasando de 8 a 9, según información policial actualizada. La cifra de heridos se mantiene en 10. Solo uno de ellos tenía antecedentes penales. La tragedia del Guasmo ocurrió la tarde del sábado 30 de marzo del 2024 en la cooperativa Mariuxi Febres Cordero. En un callejón del sector donde un grupo de personas estaba disfrutando de una partida de ecuavóley cuando fueron sorpresivamente atacadas a tiros por los ocupantes de un vehículo. La Policía ha aclarado que el incidente no ocurrió en una cancha deportiva como se había especulado inicialmente, sino en un callejón donde las personas de la cooperativa y otros sectores a menudo se reúnen para actividades recreativas. Algunas de las víctimas no residían en la cooperativa.

La noche del domingo, un tiroteo en el sector El Fortín incrementó la preocupación por la seguridad en Guayaquil. El saldo trágico: fue de tres personas muertas y otras tres heridas. Según informes del Ministerio del Interior de Ecuador, el tiroteo ocurrió aproximadamente a las 8:00 p.m., hora local, cuando varias personas en motocicletas abrieron fuego contra un grupo de individuos en la calle. Esta violenta confrontación ha dejado a la ciudad en estado de shock, y las autoridades están movilizando recursos para investigar y capturar a los responsables.

Estos eventos sangrientos se suman a la matanza de turistas en Puerto López, en Manabí, donde cinco de once turistas fueron secuestrados y asesinados. Según la Policía, el crimen se habría dado por “confusión” entre bandas criminales.

El presidente Daniel Noboa ha indicado que la violencia suscitada en estos días: “Es una muestra de que el narcoterrorismo y sus aliados están buscando espacios para atemorizarnos, pero no lo lograrán. Mi solidaridad con las familias que han sido víctimas de la violencia de los terroristas que pretenden acabar con nuestro país”. Noboa ha sido cuestionado por los usuarios de redes sociales porque, pese al repunte de violencia, él y su familia pasaron el feriado en la playa con su escolta de seguridad.

La Policía ha admitido que “las cifras de muertes violentas no bajaron al nivel esperado”. Sin embargo, en la comunicación oficial, las autoridades destacan que: “La ciudadanía en estos días pudo observar la presencia de miembros de la Policía Nacional y Fuerzas Armadas en las diferentes ciudades del país y en las ceremonias eclesiásticas, donde los ciudadanos acudieron masivamente que no presentó ninguna novedad”.

Con Información de infobae