ENTRETENIMIENTO

Amy Winehouse: así fue como Marisa Abela logró convertirse en la legendaria cantante de soul

La coreógrafa y entrenadora Sara Green, brindó varios detalles sobre los puntos que trabajó con Abela para recrear a la intérprete de “You Know I’m No Good” de la manera más fiel y respetuosa posible

La transformación de Marisa Abela en Amy Winehouse para la biografía cinematográfica “Back to Black”, dirigida por Sam Taylor-Johnson, ha sido un proceso meticuloso y respetuoso, lejos de ser un mero acto de tributo a la famosa cantante. Sara Green, coreógrafa y entrenadora de movimiento, ha jugado un papel crucial en este viaje, trabajando de cerca con Abela para capturar la esencia de Winehouse, más allá de su apariencia física. El desafío, admitido por Green como un tanto abrumador debido a la abundancia de material audiovisual de la artista fallecida, consistió en profundizar en la personalidad y los motivos detrás de cada gesto y movimiento característico de Winehouse.

Durante más de tres meses, antes del inicio del rodaje en enero de 2023, Abela y Green se dedicaron a estudiar intensamente a Winehouse, reuniéndose cuatro veces por semana en un estudio del norte de Londres. Su objetivo no era imitar a Winehouse, sino comprender íntimamente a la persona detrás del peinado de colmena, las pestañas y los tatuajes. Esta inmersión profunda en la vida y obra de Winehouse implicó investigar sus influencias, hábitos, preferencias y estilo de vida, un esfuerzo que Green compara con el trabajo de un detective.

Para cuando comenzó la producción de “Back to Black”, Green consideró que su trabajo conjunto se había convertido en una verdadera tesis sobre Winehouse, permitiendo que Abela la conociera mejor que nadie. Este estudio detallado fue esencial para retratar la transformación física y estilística de Winehouse, desde sus inicios como cantante de pub hasta alcanzar el éxito mundial y la consagración en los Grammy con su álbum “Back to Black”. Green destaca cómo la etapa “Back to Black” marcó un cambio dramático en la postura y en el físico de Winehouse, influenciada por su estilismo y los cambios en su cuerpo debido a sus luchas personales.

“Endureció su postura, la vemos perder cada vez más peso y vemos eso en su físico, y de repente se vuelve mucho más ligera, casi flotando lejos del suelo”, dijo Green sobre los años de mayor popularidad de Amy a la revista Variety.

Enfrentando el desafío de representar las batallas internas de Winehouse contra su adicción, Green y Abela se centraron en los detalles más sutiles para comunicar el impacto de estos problemas en su cuerpo y comportamiento, esforzándose por preservar la fuerza y determinación de Winehouse incluso en sus momentos más difíciles. El enfoque de la película, según Green, es mostrar las consecuencias de la adicción de una manera cruda y honesta, resaltando la persistencia de Winehouse en enfrentar sus dificultades.

“El único villano de la película es la adicción. Y los efectos en su cuerpo son realmente crudos. Así que nuestro trabajo consistía en mostrar esos efectos de la forma más honesta posible, conservando al mismo tiempo todo el poder de Amy que fuera posible. Incluso en esos últimos años, seguía siendo decidida, seguía siendo poderosa, sabía lo que quería e iba a por ello”, sentenció Green.

La película “Back to Black” se estrena en el Reino Unido el viernes con StudioCanal y en los Estados Unidos el 17 de mayo con Focus Features, prometiendo ofrecer una mirada íntima y respetuosa a la vida y legado de Amy Winehouse.