MUNDO

Kim Jong-un supervisó una nueva prueba de armas y busca desarrollar proyectiles para un lanzacohetes múltiple

El dictador norcoreano elevó la tensión bélica en la península con el ensayo de un misil que podría golpear objetivos en la vecina Seúl. Presenció el test en compañía de miembros del comité central del partido único

El líder norcoreano, Kim Jong-un, supervisó lanzamientos de prueba de unos nuevos proyectiles de 240 milímetros para lanzacohetes múltiple, un arma con el que podría golpear objetivos en la vecina Seúl.

La agencia estatal KCNA informó este viernes que en la víspera Kim presenció las pruebas en compañía de miembros del comité central del partido único como Pak Jong-chon, antiguo miembro del Presidium, o Jo Chun-ryong, que ha jugado un importante papel en el desarrollo de munición para el régimen, además de Kim Jong-sik, vicedirector del Departamento de Industria de Municiones del partido.

También estuvo presente Ko Pyong-hyon, presidente de la Segunda Comisión Económica, un órgano clave en los programas de desarrollo de armas de destrucción masiva de Corea del Norte y de la que depende una “recién fundada empresa industrial de defensa nacional” que ha desarrollado este nuevo tipo de cohete.

KCNA consideró que mediante el test “quedaron evaluados de manera totalmente satisfactoria las especificaciones de vuelo y los índices de acierto y concentración del proyectil”.

Kim afirmó a su vez que “el sistema de lanzacohetes múltiple con calibre de 240 milímetros, en el que se ha aplicado nueva tecnología, producirá un cambio estratégico al fortalecer la artillería del Ejército Popular de Corea”.

En febrero, Corea del Norte informó de una primera prueba de estos proyectiles “controlables” de 240 milímetros para lanzacohetes múltiple que se cree que pueden servir para golpear con precisión la región capitalina surcoreana, que se encuentra a unos pocos kilómetros de la zona desmilitarizada que divide ambas Coreas, técnicamente en guerra desde hace más de 70 años.

A su vez, muchos analistas consideran que el régimen parece estar impulsando el desarrollo de proyectiles de este tipo de cara a suministrarlos también a otros países, como por ejemplo, Rusia.

El año pasado Pionyang y Moscú sellaron un pacto de cooperación militar y se sabe que Corea del Norte ha suministrado artillería y misiles para que el ejército ruso los emplee en la guerra contra Ucrania.

Blinken habló de la guerra en Ucrania tras su reunión con Xi Jinping

En otro orden, la gira del secretario de Estado norteamericano Antony Blinken llegó a su punto culminante este viernes en Beijing con el encuentro cara a cara con el jefe del gobierno de China, Xi Jinping. El encuentro fue precedido por otras reuniones de alto nivel entre las que se destaca la que sostuvieron el canciller local Wang Yi y el enviado de Joe Biden.

El secretario de Estado expresó su preocupación a China sobre el apoyo a Rusia, diciendo que la invasión de Ucrania por parte de Moscú dependía del apoyo de Beijing. “Rusia tendría dificultades en Ucrania sin el apoyo de China”, indicó en una conferencia de prensa tras el encuentro con Xi.

También pidió al gigante asiático que intensifique las acciones judiciales contra el tráfico de fentanilo y elogió las medidas recientes para controlar la venta de sustancias para elaborar este opiode que ha generado una epidemia en Estados Unidos.

“Destaqué la importancia de que la RPC adopte medidas adicionales, en particular para procesar a quienes venden químicos y equipos utilizados para fabricar fentanilo”, declaró Blinken a los periodistas, usando las siglas de la República Popular China.

(Con información de EFE)