INMIGRACIÓN

Más de 435.000 nacionales de Cuba, Nicaragua, Venezuela y Haití han llegado a EEUU con parole humanitario

Hasta mediados de abril, más de 435.000 cubanos, nicaragüenses, haitianos y venezolanos han llegado a EEUU a través del parole humanitario. A su vez, la nación ha devuelto a unos 690.000 migrantes que cruzaron la frontera de manera irregular desde mayo de 2023.

Más de 435.000 venezolanos, nicaragüenses, haitianos y cubanos han llegado a Estados Unidos a través del programa de parole humanitario hasta mediados de abril de este año, informaron el lunes altos funcionarios de la administración del presidente Joe Biden, que a su vez ha reforzado las medidas contra la migración irregular, sobre todo en la frontera con México.

“Hemos permitido que más de 435,000 nacionales de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela lleguen de manera segura y ordenada utilizando nuestros procesos de permiso humanitario”, dijeron los funcionarios durante una llamada telefónica con los periodistas, citando cifras registradas hasta el 17 de abril.

El parole humanitario fue instaurado por la Administración Biden en un momento en que la frontera sur de EEUU registraba números récord de encuentros con migrantes. En un inicio, solo estuvo disponible para venezolanos, pero en enero de 2023 fue ampliado a nicaragüenses, haitianos y cubanos.

También hasta mediados de este abril, unos 547.000 migrantes pudieron programar citas “para presentarse de manera segura y ordenada” en los puertos de entrada a EEUU a través de la aplicación CBP One, una herramienta que el Departamento de Seguridad Nacional puso en marcha en enero de 2023 con el propósito de facilitar las llegadas por vía legal a la frontera.

Al mismo tiempo, los funcionarios estadounidenses informaron que desde el fin del Título 42, en mayo de 2023, hasta el 17 de abril pasado, las autoridades migratorias “han expulsado o devuelto a más de 690.000 personas” hacia más de 170 países, como parte del reforzamiento en la política de la administración contra la migración irregular.

Estas cifras incluyen a más de 105.000 personas en unidades familiares, la gran mayoría de ellas por cruces irregulares por la frontera con México.

Significativa reducción en llegadas a la frontera

Los altos funcionarios, quienes ofrecieron información bajo anonimato, como es habitual en Washington en estos casos, aseguraron además que ven “una reducción significativa en lo que va de año en encuentros (con migrantes en la frontera) en comparación con los dos años anteriores”.

En marzo pasado, las cifras de 137.480 detenciones por cruces irregulares significaron un descenso del 2,3 % en comparación con los registros del mes de febrero (140.638), una caída inusual para esta temporada del año y que coincide con el aumento de la vigilancia en México.

Esta tendencia es atribuida por EEUU a “las consecuencias que estamos imponiendo en nuestra frontera, así como a los esfuerzos de aplicación de la ley que también están realizando nuestros aliados en México y más al sur”.

“Creo que todos estos puntos de datos muestran que esta colaboración regional está funcionando, que es una responsabilidad compartida entre EEUU y la región y esperamos con mucho interés las reuniones en Guatemala”, dijeron los funcionarios, en referencia a una conferencia regional sobre migración a la que viajará este martes el secretario de Estado, Antony Blinken.