LATINOAMÉRICA

El Congreso de España aprobó una resolución condenando las violaciones de derechos humanos en Cuba

Javier Larrondo, presidente de Prisoners Defenders, dijo que el texto, en cuya redacción colaboró la ONG que representa, posee una “clara vocación que busca el consenso de las fuerzas políticas democráticas” del país europeo

La Cámara de Diputados de España votó este martes una resolución de condena a las violaciones de derechos humanos en Cuba y a la esclavitud en las misiones médicas. Con 18 votos a favor y 17 en contra, el pleno dio luz verde a una presentación del Partido Popular que se resume en cinco puntos:

  1. Condenar los abusos y violaciones de los DDHH.
  2. Poner fin inmediatamente a la política de represión.
  3. Manifestar su preocupación por el incremento del número de presos políticos y exigir su liberación inmediata.
  4. Condenar las condiciones laborales que promueve el régimen cubano para con sus trabajadores y cooperantes civiles en el exterior.
  5. Solicitar a las autoridades cubanas la facilitación del retorno a Cuba de las personas que se encuentran en el exilio y a los profesionales y ciudadanos a los que no permite regresar con sus familiares.

En diálogo con InfobaeJavier Larrondo, presidente de Prisoners Defenders, dijo que el texto, en cuya redacción colaboró la ONG que representa, posee una “clara vocación que busca el consenso de las fuerzas políticas democráticas” del país europeo.

“Todo lo que se describe en la resolución son hechos fácticos probados, basados en legislación concreta cubana y condenas claras y públicas de las Naciones Unidas. No son valoraciones ni opiniones”, destacó.

Luego manifestó que el resultado de la votación es “un termómetro para los propios militantes y votantes socialistas sobre si el partido defiende los estándares de derechos humanos que deben ser parte de su ADN democrático o si, por el contrario, los cambios que la dirección del PSOE ha realizado en los últimos años en el partido han desembocado en un PSOE orientado hacia la imagen extremista del ya casi extinto Podemos en materia de política exterior”.

La votación en España va en sintonía con la resolución del Parlamento Europeo del 29 de febrero pasado, que fue la última de seis resoluciones de condena por la violación de derechos humanos que la sede de la soberanía de la Unión Europea ha realizado en la última legislatura, recordó Prisoners Defenders en un comunicado previo a la votación de hoy.

“Además de la votación general sobre dicha resolución, se votaron por separado casi todos los epígrafes de la misma, y es especialmente reseñable que muchos de los epígrafes de derechos humanos que esta resolución referencia fueron votados a favor en términos muy análogos por parte de la mayoría de los socialistas (S&D) en el Parlamento Europeo”, recordó la ONG.

Una “propuesta para el consenso”

La organización enfatizó en que el texto podría calificarse como una “propuesta para el consenso” pues, en la redacción del mismo, los legisladores eliminaron cualquier calificativo que pueda afectar al Gobierno de España, y han usado el más respetable lenguaje diplomático para denominar lo que ocurre en Cuba que, no obstante, y lo saben los legisladores, sin duda califica de “barbarie represiva”, apuntó.

“Este esfuerzo por el consenso será de gran ayuda pues además todo lo que se describe en la resolución son hechos fácticos probados”, remarcó.

En abril pasado, el Parlamento Europeo prohibió indefinidamente la entrada a los representantes de la dictadura de Miguel Díaz-Canel. La medida fue adoptada en reciprocidad a la agresión diplomática del régimen hacia la Unión Europea.

“El parlamento había recibido la invitación de Cuba para visitar la isla, y la delegación democráticamente elegida para visitarla tuvo la prohibición de entrada y fue objeto de insultos por parte del gobierno cubano, en una acción sin precedentes”, informó la ONG Prisoners Defenders en una nota.

La medida se pone en marcha mediante una resolución votada por mayoría absoluta.

Impulsada por el eurodiputado Javier Nart, expuso que “de conformidad con los principios de igualdad, reciprocidad y respeto mutuo del ADPC UE-Cuba, se adopten medidas similares por las que se deniegue el acceso a los locales del Parlamento Europeo a cualquier representante de la Asamblea Nacional del Poder Popular o del régimen cubano”.

Como redactor de la resolución, Nart impulsó la medida, que tiene “efecto inmediato” con la aprobación por mayoría. “Esto supone que ninguna delegación o representante de Cuba podrá entrar a las instalaciones del Parlamento Europeo en reciprocidad a los vetos a las delegaciones del Parlamento Europeo para visitar la isla”, agregó la ONG.