DEPORTES

Para la final de la FA Cup, la directiva del Manchester United impone límites a las esposas y novias de sus jugadores

La temporadas 2023-2024 del Manchester United, no ha sido la mejor de todas, al ser una de las mayores decepciones en la Premier y Champions League. Además, los malos resultados lo tienen al borde de quedar afuera de todas las competiciones europeas para la próxima campaña.

A pesar del mal año deportivo, todavía existe una última puerta para no terminar la campaña con las manos vacías sin trofeos. Se trata de la final de la FA Cup, la cual disputará el próximo 25 de mayo, contra nada más y nada menos que su rival de ciudad, Manchester City, equipo a quien domina ampliamente en el historial de triunfos, pero que en los últimos años se convirtió en un verdadero verdugo.

La directiva sabe que ganar una final a su acérrimo rival no salvaría el año deportivo, pero regalaría un poco de felicidad a sus fans y calmaría un poco la tormenta de críticas. Es por ello que todas las energías y organización están destinadas para ese sábado en particular y lo que menos quieren en estos momentos, es que sus jugadores pierdan las concentración por factores ajenos al campo de juego.

Nueva orden a las esposas y parejas

Según el portal web de medio británico The Mirror, los dueños del United tomaron las drástica decisión de que las esposas o novias de los jugadores se trasladen ese día al mítico Wembley por cuenta propia para no desconcentrar a los jugadores. Además, a diferencia de años anteriores, ahora tendrán que pagar todo porque desde el club no se desembolsará dinero para el viaje y asimismo, para el hospedaje.

“En el pasado, United proporcionó hoteles de lujo, fiestas exclusivas y costos de vuelo cubiertos para los familiares de los jugadores para los partidos importantes. Sin embargo, expertos del club revelaron que ‘no habrá viaje oficial’ a la final, lo que significa que los asistentes tendrán que financiar su propio viaje”, explicó una fuente al medio citado.

Esta decisión no solo afectará a los familiares de los jugadores, sino también a todos los empleados del club, que solían tener beneficios para esta clase de partidos. “Sus 1100 trabajadores recibirán solo una entrada de cortesía cada uno y se espera que les den 20 libras para su viaje en micro a Londres”, afirmaron.

Hasta ahora las medidas no se hicieron oficiales, pero estarían relacionadas a la temporada de “austeridad” que decidió implementar en las últimas semanas el nuevo copropietario, Sir Jim Ratcliffe, quien además, en su llegada aseguró que ante los fracasos deportivos, habrá una importante limpieza y reformación de casi toda la plantilla del primer equipo, a excepción de Alejandro Garnacho, Rasmus Hojlund y Kobbie Mainoo, los únicos denominados como intransferibles.

Freddy González Gil

Comunicador Social venezolano-argentino, especialista en Artes Audiovisuales, amante del deporte y más de 15 años de experiencia | Buenos Aires, Argentina | Twitter | Instagram