MUNDO

Francia defendió el uso de armas entregadas a Ucrania para atacar instalaciones militares rusas: “Tiene derecho a responder”.

La OTAN, entretanto, señaló que espera que Kiev sea “responsable” en sus bombardeos a posiciones de Rusia dentro de sus propias fronteras

El ministro francés de Defensa, Sébastien Lecornu, defendió este viernes la potencial utilización de armamento proporcionado por su nación a Ucrania para realizar ofensivas contra instalaciones militares en suelo ruso, argumentando que se trata de una legítima defensa.

Ucrania tiene derecho a replicar”, subrayó Lecornu en una entrevista con la emisora France Info, en la que explicó que desde el comienzo de la invasión a Ucrania, Rusia ha modificado su estrategia militar, por ejemplo con ofensivas no sólo en el frente sino también para destruir infraestructuras, sobre todo energéticas.

El ministro francés hizo hincapié en que, según el derecho internacional de la guerra, “Ucrania tiene derecho a replicar”.

Preguntado sobre si Francia va a permitir el uso de las armas que ha entregado a Kiev, repitió que son para que Ucrania pueda defenderse y que por tanto apoyan “políticamente” esa opción.

Lecornu hizo notar que tanto el Reino Unido como últimamente Estados Unidos también han dado esa autorización.

Lo que hay que ver es la legítima defensa”, repitió antes de recordar que a comienzos de semana el presidente francés, Emmanuel Macron, habló de la posibilidad de que se utilizaran para acciones en instalaciones militares rusas de donde parten los ataques contra Ucrania.

Aunque señaló que, por lo que él sabe, Ucrania no ha utilizado por ahora las armas entregadas francesas para ataques en territorio ruso.

Insistió en que “esas armas que se dan a Ucrania le permiten defenderse y eso no hace de Francia un cobeligerante”.

También en que “es Rusia” la que con su nueva estrategia ha abierto “ese riesgo de ver atacadas sus propias instalaciones militares” y en que “no hay que invertir los papeles”.

En cuanto a la polémica sobre la posibilidad de que Francia envíe instructores militares a Ucrania, el ministro aseguró que “no hay ninguna decisión tomada”, pero reconoció que es una cuestión que “se está discutiendo” desde la conferencia internacional para ayudar a Kiev organizada en París a finales de febrero.

Indicó que esas discusiones se justifican porque Ucrania prepara el relevo de una parte de sus tropas, que llevan combatiendo desde el principio de la guerra y que eso se traduce en que tiene que constituir entre 15 y 20 brigadas de soldados a los que tiene que formar en un periodo breve.

Un escenario que plantea la posibilidad de que, dado el volumen de esas necesidades, el entrenamiento se hiciera en Ucrania y no en Francia o en Polonia, que es donde hasta ahora han estado prestando ayuda los instructores franceses.

La OTAN

La OTAN señaló este viernes que espera que Ucrania sea “responsable” en sus ataques a posiciones de Rusia dentro de sus propias fronteras, después de que Estados Unidos haya levantado las restricciones a parte del armamento cedido a Kiev para que ataque suelo ruso, al tiempo que ha rechazado que esto represente una escalada en el conflicto.

Muchos aliados han dejado claro que, por supuesto, aceptan que Ucrania utilice las armas que ha recibido para defenderse, incluso atacando objetivos militares dentro de Rusia”, indicó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en declaraciones antes de la reunión informal de ministros de Exteriores aliados en Praga.

Todos esperamos que esto se haga de acuerdo con el derecho internacional y de forma responsable”, afirmó.

Las limitaciones al uso de armamento enviado al Ejército ucraniano para que pueda emplearlo para golpear objetivos militares rusos en su propio suelo, ha generado debate las últimas semanas en el seno de la OTAN y de la UE con cada vez más actores reclamando que se retiren los límites a Kiev para emplear estas armas para golpear posiciones rusas, frente a las reticencias de Alemania, Italia o hasta ahora Estados Unidos.

(Con información de EFE y Europa Press)