MUNDO

Estados Unidos llamó a Israel a aceptar la propuesta de Joe Biden para un alto al fuego en Gaza

Antony Blinken conversó este domingo con el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, sobre el plan de tres fases presentado el pasado viernes

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, llamó este domingo a Israel a aceptar la propuesta de alto al fuego presentada el viernes por el presidente Joe Biden.

Según un comunicado del portavoz del departamento, Matthew Miller, Blinken habló este domingo con el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, sobre la propuesta para lograr un alto el fuego total y completo en Gaza como parte de un acuerdo de rehenes que permitiría también el aumento de la asistencia humanitaria en toda Gaza.

“El secretario elogió la disposición de Israel a concluir un acuerdo y afirmó que la responsabilidad de aceptarlo recae en Hamas”, apunta el comunicado.

Blinken subrayó además que la propuesta “promovería los intereses de seguridad a largo plazo de Israel” y abriría la posibilidad “de una mayor integración en la región”, al tiempo que reafirmó el compromiso férreo de Estados Unidos con la seguridad de Israel.

El pasado viernes, el presidente Biden hizo pública una propuesta de tregua consensuada con Israel en la que, en tres fases, ambas partes alcanzarían el alto el fuego permanente deseado por Hamas y la liberación de los rehenes que busca el Ejecutivo de Benjamín Netanyahu.

“Después de una intensa actividad diplomática, llevada a cabo por mi equipo, en conversaciones con líderes de Israel, Qatar, Egipto y otros países de Oriente Medio, Israel ha ofrecido una nueva propuesta integral para un alto el fuego duradero y la liberación de todos los rehenes”, dijo Bien durante una comparecencia en la Casa Blanca.

Hamas demanda el compromiso israelí de “alcanzar un acuerdo que lleve a un alto el fuego integral, una retirada completa de Gaza, (y) la entrada irrestricta de ayuda para albergar y ayudar a los desplazados”, dijo durante el fin de semana al canal catarí Al Jazeera Osama Hamdan, alto funcionario del grupo terrorista Hamas.

Netanyahu, por su parte, aseguró a través de un comunicado de su oficina en la red social X que sus condiciones para poner fin a la guerra -la destrucción previa de las capacidades militares y de Gobierno de Hamas, la liberación de los rehenes y lograr que Gaza ya no represente una “amenaza” para Israel-, no van a cambiar.

Los detalles del plan

La primera constaría de seis semanas en las que habría un alto el fuego completo, se retirarían las tropas israelíes de todas las áreas pobladas de la Franja y serían liberados varios rehenes, entre ellos mujeres, ancianos y heridos, a cambio de la excarcelación de centenares de prisioneros palestinos.

Durante esas seis semanas Israel y Hamas deberían negociar los detalles de la segunda fase, que implicaría “el final permanente de las hostilidades”, la liberación del resto de rehenes, incluidos soldados, y la retirada del Ejército israelí de la Franja, detalló Biden.

La tercera y última fase comprendería un “gran plan de reconstrucción” del enclave palestino y la devolución de los cuerpos de los rehenes asesinados.

(Con información de EFE)