MUNDO

Juicio a Hunter Biden comenzó este 3Jun con la selección del jurado

El hijo del presidente Joe Biden estuvo a punto de comparecer ante un tribunal federal para declararse culpable de delitos fiscales menores. El pacto entre Hunter Biden y los fiscales habría eludido un juicio políticamente delicado durante la campaña de reelección de su padre y habría evitado su encarcelamiento. No obstante, todo se desmoronó.

Hunter Biden se enfrenta a un proceso judicial por presunta posesión ilegal de un arma de fuego en un caso presentado por el Departamento de Justicia, en un momento en que los mundos político y legal de Estados Unidos están en colisión como nunca antes, reseñó Univisión en su sitio web. 

Perseguido durante años por investigaciones, bajo la mirada escudriñadora de su problemática vida personal y criticado por los republicanos, el joven Biden ahora también afronta la amenaza de ser condenado por delitos graves e incluso enfrentar una posible sentencia de prisión.

El proceso que comienza este lunes con la selección del jurado en Delaware no versa sobre los asuntos comerciales de Hunter Biden, que han sido objeto de una investigación federal durante años y de la fallida pesquisa de juicio político por parte de los republicanos contra el presidente demócrata. Se trata del arma que Hunter Biden poseyó durante aproximadamente 11 días: una Colt Cobra Special calibre .38.

Según los fiscales, la adquirió ilegalmente en octubre de 2018 al afirmar falsamente en un formulario federal que no consumía drogas. Según sus abogados, nunca disparó el arma y finalmente la encontraron en la basura.

El juicio no incluirá detalles sobre sus negocios en el extranjero, que los republicanos han utilizado para intentar retratar a la familia Biden como corrupta. Sin embargo, se espera que presente testimonios íntimos y vergonzosos sobre los momentos difíciles en la vida de Hunter Biden.

Posiblemente también brinde un nuevo estímulo político a los seguidores de Donald Trump, quienes están deseosos de desviar la atención de los problemas legales del presunto candidato presidencial republicano, tras ser declarado culpable de 34 delitos graves en su juicio por manipulación de registros para encubrir un soborno a una actriz pornográfica.