DEPORTES

Volvieron a arrestar a una ex figura de la NBA: el alarmante estado en el que lo encontró la policía

Delonte West fue detenido en Virginia tras un confuso episodio y los agentes debieron llevarlo a un hospital por una “emergencia médica”

El ex jugador de la NBA Delonte West ha sido nuevamente protagonista en las portadas policiales. El base que disfrutó de ocho temporadas en la mejor liga de básquet del mundo siendo compañero de LeBron James durante su paso por Cleveland Cavaliers, volvió a ser arrestado en Virginia, EE.UU, y las autoridades divulgaron una imagen que generó preocupación.

El departamento policial del condado de Fairfax confirmó este jueves la detención de la ex figura del básquet norteamericano de 40 años en un estado de “emergencia médica” al momento del arresto, según publicó el medio TMZ.

De acuerdo a los informes recogidos por el sitio estadounidense, los oficiales habían intentado entregarle una orden de detención a West por violar las condiciones de su libertad condicional, cuando el ex basquetbolista se dio a la fuga. Los agentes comenzaron a perseguirlo y le perdieron el rastro. Sin embargo, finalmente lo encontraron en un estado deplorable y “sin obtener respuestas”.

Le administraron Narcan, un medicamento que se utiliza para detener el efecto de opioides y salvar eventualmente a personas con sobredosis de drogas como la heroína o fentanilo, pero no surtió efecto, por lo que trasladaron a West a un hospital, donde horas más tarde recibió el alta y fue derivado a la comisaría. Allí le tomaron una foto que comprueba el estado crítico en el que se encontraba.

Fuentes del Centro de Detención del Condado de Fairfax, en Virginia, informaron que el ex base de los Boston Celtics y Dallas Mavericks fue detenido a las 4:35 AM el jueves por dos cargos de delito menor: violación de las condiciones de liberación y resistencia a la autoridad. Además, permanecerá detenido con una fianza de USD 2.000 y se estima que el viernes preste declaración ante el tribunal.

No es la primera vez que Delonte West tiene problemas con la ley. Tras su problemática salida de la NBA en 2012 cuando Dallas Mavericks decidió cortarle el contrato por reiterados actos de indisciplina, su carrera comenzó a arruinarse. Se fue a jugar a China y también tuvo una experiencia en Venezuela. Su último equipo fue Texas Legends, el equipo de desarrollo de los Mavs, pero terminó retirándose en 2015 como consecuencia de una grave lesión. Ahí se profundizó su depresión, su trastorno bipolar y se hundió en las drogas y el alcohol hasta terminar en la calle.

Durante su paso por el máximo nivel del básquet se cree que West ganó aproximadamente USD 16 millones, pero los dilapidó por completo entre excesos, abogados, juicios, trámites de divorcios y también generosos regalos a sus familiares.

En enero de 2020, Delonte fue noticia porque se había difundido en las redes sociales un video en el que recibía una golpiza por parte de otro hombre en la carretera. Meses más tarde, fue Mark Cuban, propietario de los Mavericks, quien se apiadó de él al enterarse de su realidad. Lo recogió personalmente en una gasolinera de la capital texana y le ayudó a enderezar su vida, logrando que recuperase el contacto con su madre y mejorando sus condiciones.

El ex basquetbolista ha luchado durante mucho tiempo con el trastorno bipolar. En febrero de 2016, fue visto deambulando en Houston sin zapatos. En septiembre de 2019, West fue fotografiado en una calle de Dallas, supuestamente sin hogar.

Otro de sus episodios policiales de su historial ocurrió en septiembre de 2009, cuando West fue detenido por un cambio de carril incorrecto mientras conducía su motocicleta Can-Am Spyder de tres ruedas, no lejos de su casa en Fort Washington, Maryland. Fue entonces cuando la policía encontró tres armas, todas ellas cargadas, una Beretta de 9 mm de diámetro, en su chaqueta, un revolver Magnum 357 de Ruger, sujeto a su pierna, y una escopeta en una funda de guitarra colgada de su espalda.

West se declaró culpable de dos de los ocho cargos que enfrentó y fue sentenciado a ocho meses de detención domiciliaria, dos meses de libertad condicional y 40 horas de servicio comunitario.

Lamentablemente, West volvió a recaer y en octubre de 2021 protagonizó otro hecho hecho delictivo y fue detenido por la policía de Boynton Beach, en el mismo estado donde reside. Según informaron los sitios TMZ Sports y Daily Mail, el ex NBA fue apresado por las fuerzas del lugar luego de que se lo encontró golpeando las puertas de vidrio de la comisaría local.

En el reporte, la policía indicó que West tenía envases abiertos de cerveza y vodka y se estableció que fue acusado por resistirse a un oficial sin violencia. En el video que se difundió se puede escuchar como Delonte insulta a los oficiales. Al mismo tiempo, se lo escucha decir: “Acabas de renunciar a tus posibilidades de ir al cielo. Vine aquí para salvarte y ayudarte. Soy el presidente de los Estados Unidos, el presidente Jesús”.

Mientras estaba esposado, otra de las frases que dijo el ex compañero de la actual estrella de Los Ángeles Lakers fue: “Yo era mejor que LeBron James”, en relación a su ex compañero en los Cavaliers. “Soy mejor que Jordan. Yo era el mejor negro para practicar todos los deportes”, agregó West, que insultó en reiteradas ocasiones a los policías al grito de “cállate la puta boca”. La historia volvió a repetirse este 6 de junio de 2024 y Delonte está nuevamente en la cárcel.

Con Información de infobae