ECONOMÍA

Los multimillonarios de Silicon Valley que sacuden al gran bastión progresista por su apoyo a Trump

El apoyo público a Donald Trump solía ser escaso en Silicon Valley, la tierra de los multimillonarios tecnológicos, pero actualmente se está viendo algo que se podría considerar como un reajuste del sistema.

“Nadie está entusiasmado con Biden en este momento”, afirmó el influyente inversor David Sacks en su popular podcast All In. “Creo que hay mucha gente que apoya a Trump”.

El financiero celebró el jueves en su mansión situada en el corazón de la llamada “calle de los multimillonarios” de San Francisco un evento de recaudación de fondos a favor de Trump.

Según se informa, las entradas se vendieron por hasta US$300.000.

Fue el primer evento para recaudar fondos a favor del expresidente desde que el pasado 30 de mayo fuera declarado culpable por un jurado de Nueva York de 34 cargos penales relacionados con pagos ilegales que ocurrieron durante la campaña de 2016 que lo llevó a la presidencia.

El corazón progresista

El evento generó controversia en San Francisco, ciudad famosa por su cultura progresista.

Un pollo inflable de 10 metros -con un ligero parecido al expresidente y un uniforme de prisionero a rayas- lo esperaba burlonamente a su llegada para la recaudación de fondos para su actual candidatura presidencial.

El empresario tecnológico Jason Calacanis, co-anfitrión de All In, dice que no apoya a Trump, pero cuenta que sus amigos lo están “crucificando”, preguntándole por qué se asocia con Sacks.

Hogar de los presidentes Ronald Reagan y Richard Nixon, California fue alguna vez un estado republicano. Pero un candidato presidencial de ese partido no ha ganado ahí desde la década de 1980.

La lealtad al Partido Demócrata sigue siendo la moneda más común entre los titanes de la tecnología.

Sin embargo, es posible que se avecine una marea roja (color con el que se identifica al Partido Republicano), o por lo menos una onda expansiva, alimentada por las frustraciones locales y envalentonada por multimillonarios pro-Trump como Elon Musk.

El empresario tecnológico y el hombre más rico del mundo, según Forbes, ayudó a que Trump regresara a X después de comprar la plataforma antes conocida como Twitter.

Musk también criticó duramente al presidente Biden, oponente de Trump, llamándolo “títere de calcetín”.

“Sé que habrá mucha gente [en tecnología] que apoyará a Trump, pero no quieren admitirlo”, dijo Sacks. “Y creo que este evento va a romper el hielo al respecto”.

Razones del apoyo

El motivo del apoyo a Trump es variado: algunos lo ven como el “disruptor” supremo, un término usado a menudo en Silicon Valley para describir a los líderes innovadores.

Otros temen la propuesta del presidente Biden de aumentar los impuestos a los súperricos.

También está el tema de las regulaciones. Aunque las grandes empresas tecnológicas tienen enemigos en ambos partidos, el clamor por introducir normas más estrictas sobre competencia y privacidad se ha visto más marcado en los últimos años entre los demócratas.

Chamath Palihapitiya es otro inversionista de Silicon Valley que ha donado a candidatos demócratas en el pasado. Ahora, muestra su aprobación por Trump.

Dice que “ambas partes” le atraen por razones diferentes y que también le encantaría organizar un evento de recaudación de fondos para Biden.

“Le he donado a Bobby Kennedy. Le he donado masivamente a los demócratas. Y le donaré a Donald Trump”, dijo durante el episodio del podcast del 31 de mayo, que se emitió poco después de la condena penal de Trump.

“Y si existe la oportunidad de donar al presidente Biden y realmente entender dónde se encuentra, también le donaría”.

Biden y California

Tampoco es que a la campaña de Biden le haya faltado el apoyo que los multimillonarios de la tecnología y de Hollywood tradicionalmente les brindan a los demócratas durante un ciclo electoral presidencial.

En mayo, durante una gira de recaudación de fondos por la costa oeste, el presidente Biden asistió a eventos separados que organizaron el multimillonario de capitales de riesgo Vinod Khosla y la exdirectora ejecutiva de Yahoo Marissa Meyer.

Mientras tanto, el cofundador de LinkedIn, Reid Hoffman, donó a principios de este año US$6 millones a un comité de acción política (PAC, por sus siglas en inglés) que respalda a Biden, apenas una de varias donaciones multimillonarias de los titanes de la tecnología o de los medios al actual presidente.

Pero Trump ha recibido el respaldo de varios grandes donantes tras su condena en Nueva York, y esperará más en su gira por la costa oeste.

Momentos después del veredicto del 30 de mayo, otro inversor megarrico de Silicon Valley, Shaun Maguire, de la firma de capital de riesgo Sequoia, escribió en X: “Acabo de donarle US$300.000 a Trump”.

Al igual que Palihapitiya, él también había hecho anteriormente grandes donaciones a los demócratas.

No sólo los ricos

Si bien Trump espera cultivar relaciones con los actores tecnológicos adinerados de Silicon Valley, a nivel de base también hay signos de un creciente apoyo conservador.

Jennifer Yan, una consultora de la industria tecnológica en San Francisco que no asistió a la recaudación de fondos del jueves, es una exdemócrata que cambió su apoyo. Ahora ha sido elegida miembro del comité republicano local.

Sus preocupaciones tienen menos que ver con las grandes tecnologías y más con los problemas de su área.

“Somos una ciudad rica con un presupuesto de US$14 mil millones, pero el servicio público es terrible”, le dijo a la BBC.

La señora Yan no ha decidido por quién votará en noviembre, pero forma parte de un nuevo grupo de base local conocido como la Sociedad Briones, centrada en las problemáticas locales, no nacionales.

Su organización recluta candidatos centristas que quieren hacer de San Francisco un mejor lugar para vivir.

Cuando organizan happy hours, el cofundador Jay Donde dice que también insta a la gente a dejar de lado la retórica más extrema del expresidente y considerar votar por Trump.

“Creemos que hay un electorado grande, no escuchado y desatendido, de votantes en San Francisco que están cansados ​​de las señales de virtud de la izquierda y las teorías de conspiración de la derecha”, se lee en la declaración de misión de la sociedad.