ENTRETENIMIENTO

Tracy Morgan dedicó un emotivo mensaje al conductor que lo dejó en coma hace 10 años por un accidente

El trágico evento acabó con la vida de su amigo y mentor James McNair. “Lo extrañamos y que Dios bendiga a su familia”, afirmó

El comediante y actor Tracy Morgan homenajeó a su amigo y colaborador fallecido, James Jimmy Mac McNair, al cumplirse 10 años del accidente de tránsito ocurrido en la New Jersey Turnpike en 2014, que lo dejó al borde de la muerte.

En un comunicado emitido por la revista People, Morgan, de 55 años, expresó su amor y respeto por aquellos que estuvieron en la camioneta esa noche fatídica.

Hoy se cumplen 10 años desde nuestro fatídico accidente, y quiero decir a todos los que estaban en la camioneta esa noche que los amo, y extrañamos a tío Jimmy Mac. Que Dios bendiga a su familia”, manifestó Morgan.

Morgan reconoció el impacto psicológico y físico que el accidente tuvo en su vida y cómo afectó su camino hacia la recuperación.

El accidente que dejó en coma a Tracy Morgan

El 7 de junio de 2014, la limusina en la que viajaba Tracy Morgan, junto a otras seis personas, fue embestida por un camión de la empresa Walmart. En el violento choque falleció McNair, de 62 años, quien era mentor de Morgan y conocido como “tío Jimmy Mac”.

Además del tributo a su amigo, Morgan también ofreció palabras de perdón para el conductor del camión involucrado en el siniestro: “Al conductor esa noche y a su familia, mis compañeros y yo los perdonamos”.

La colisión no solo cobró la vida de McNair, sino que dejó al actor en coma durante dos semanas con múltiples lesiones, incluyendo fracturas graves.

Sufrí terribles lesiones —traumatismo craneoencefálico. Me rompí todos los huesos de la cara, las costillas. Pulvericé mi fémur”, relató en su especial de comedia de NetflixStaying Alive de 2017. Durante su recuperación, Morgan debió permanecer cinco meses en silla de ruedas.

Un mes después del accidente, Tracy Morgan presentó una demanda contra Walmart por negligencia, argumentando que la empresa había obligado al conductor a realizar un trayecto de casi 18 horas antes de su turno de trabajo, lo que significaba que había estado despierto por más de 24 horas cuando ocurrió la colisión.

El abogado del conductor negó esta afirmación. Por su parte, la compañía adujo que Morgan y los otros tres pasajeros no usaban cinturones de seguridad durante el accidente, lo cual fue negado por ellos.

Las investigaciones federales posteriores revelaron que el conductor del camión había estado despierto por más de 28 horas y que los pasajeros de la limusina no usaban cinturones de seguridad. Finalmente, la demanda presentada por Morgan se resolvió en mayo de 2015 mediante un acuerdo extrajudicial.

El artista norteamericano ha reflexionado públicamente sobre el impacto del accidente y la pérdida de Jimmy Mac en diversas ocasiones. En el quinto aniversario del siniestro, en 2019, Morgan publicó en la red social X (anteriormente conocida como Twitter): “No hay un día que no extrañe a mi amigo Jimmy Mac, quien lamentablemente perdió la vida esa noche. Te amo, Jimmy. Agradezco a Dios por mi familia”.

Después del accidente, pasó por una fase de comportamiento errático, que su entonces esposa atribuyó a su personalidad habitual. “Después del coma, me comportaba de forma errática. Los doctores le dijeron a mi esposa: ‘Señora Morgan, eso es por el trauma cerebral’. Y mi esposa miró al doctor y dijo: ‘No, no. Siempre ha estado loco. Esperaba que el accidente arreglara su cerebro loco’”, contó.

En 2020, Tracy Morgan admitió en una entrevista con People: “Tengo mis días buenos y mis días malos. Solo quiero mejorar y recuperar la salud”. Sobre todo, destacó en esa oportunidad: “Estoy feliz de estar vivo”.

“Estoy eternamente agradecido por el amor y apoyo que me brindan. Mi esposa, hija, hijos y amigos son quienes me pusieron de pie nuevamente. Vivo cada día tratando de hacer lo correcto por ellos y aprovechar esta segunda oportunidad”, concluyó en su comunicado ,reflexionando sobre lo que le ha permitido avanzar después de la tragedia.