INMIGRACIÓN

EE.UU. aprueba iniciativa para exigir prueba de ciudadanía en registro electoral

La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó  una medida que exige la prueba de ciudadanía para registrarse en el padrón electoral. Esta propuesta es una prioridad para los republicanos durante el año electoral, aunque las investigaciones muestran que los casos de no ciudadanos que se registran y votan ilegalmente en elecciones federales son extremadamente raros.

Es improbable que la medida, que fue aprobada en su mayoría por los republicanos con el apoyo de cinco demócratas, avance en el Senado, controlado por los demócratas.

La información fue compartida por Telemundo.

Además, el gobierno del presidente Joe Biden se opone firmemente a la medida, argumentando que ya existen salvaguardas para impedir que los no ciudadanos puedan votar. Sin embargo, no especificó si el presidente vetaría la ley si llegara a su escritorio.

La votación en la Cámara permite a los republicanos destacar dos de sus temas prioritarios: la seguridad fronteriza y la integridad electoral. También respalda las acusaciones del expresidente Donald Trump de que los demócratas fomentan la llegada de inmigrantes para registrarlos ilegalmente en el padrón electoral. A los no ciudadanos se les prohíbe votar en elecciones federales y estatales.

Auditorías e investigaciones en varios estados han encontrado casos de no ciudadanos registrados y votando, pero estos incidentes son muy infrecuentes y generalmente ocurren por error. Los estados tienen mecanismos para detectar estos casos, aunque no hay un protocolo estándar.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Johnson, uno de los principales defensores de la medida, dijo que la oposición demócrata indica que «quieren que los ilegales participen en nuestras elecciones federales; quieren que voten». En un discurso el miércoles, Johnson describió las elecciones como un «momento decisivo para una generación».

Trump sugirió esta semana en su plataforma Truth Social que los demócratas están tratando de otorgar a los inmigrantes no ciudadanos el derecho al voto e instó a los republicanos a aprobar la medida —la Ley de Salvaguarda de la Elegibilidad del Votante Estadounidense— o «irse a casa y llorar hasta dormirse.»

La insistencia en el voto de los no ciudadanos es parte de una estrategia más amplia de la campaña de Trump para cuestionar la validez de las elecciones en caso de una derrota, una narrativa que ha mantenido consistentemente durante sus actos de campaña este año.