Volver a pensar la Democracia V

Así, al plantear aspectos educativos como la deliberación, o la capacidad de interpretar, que son campos eminentemente de una enseñanza intencional y que mencioné en el último artículo, concebir la educación como un proceso capaz de ser comprobado científicamente, tanto en el objeto como en el sujeto y en el proceso mismo, nos da un impulso de investigar con ánimo de ampliar un concepto deweyano que define a la democracia más como “un estilo o forma de vida con un método pedagógico” (Democracia y Educación), que estrictamente como un sistema de actividad específica política.

Leer más

Volver a pensar la Democracia. IV

La primera de estas disposiciones —la justicia— se lograría a través de actividades académicas y modos de reflexión en clase y en el ambiente escolar que permita el intercambio de opiniones sobre decisiones ordinarias. Inclusive las de tipo administrativo que atañen a ese grupo social en específico. La deliberación, que es el primer aspecto a lograr, requiere del docente una disposición personal de organizar debates y reuniones frecuentes de diálogo y consulta entre los alumnos y los profesores y directores.

Leer más

CAPÍTULO VI. Punto Fijo

Se abre una nueva etapa en nuestra vida política con la llegada al poder del presidente Rómulo Betancourt en 1959, quien ya había dirigido los destinos del país en el “Trienio Adeco” de 1945 a 1948, y que debe entenderse como el período que comprende desde el derrocamiento del presidente Medina Angarita hasta la entrega del poder al presidente Gallegos.

Leer más

Volver a pensar la Democracia II

Lo más difícil, a nuestro entender, —y si es que se puede realizar algo en ese ámbito—, es recuperar nuevamente nuestra concepción de una estructura familiar heterosexual. Es allí, y solo allí, donde el niño aprende sus parámetros éticos, donde aprende a juzgar, a trabajar, a tratar a los demás, donde le da significados y valora sus acciones y las de los demás. Allí se forma en buena parte la ciudad y sus gobernantes.

Leer más

CAPÍTULO III. Forjando una Democracia II

En 1.948, a través de la primera elección secreta y directa del siglo XX, llega al poder el insigne escrito Rómulo Gallegos, aunque ya en el siglo anterior se había registrado un precedente, en 1860, con la fórmula de la elección directa y popular del presidente Manuel Felipe de Tovar.

Leer más

CAPITULO III. Forjando una Democracia I

Al mediar el siglo XX, Venezuela había transitado la terminación de los caudillajes y afrontaba otro reto -de nueva envergadura- que era el ejercicio del poder por un “caudillo único” soportado no en grupos armados personales, sino por las Fuerzas Armadas Nacionales.

Leer más

CAPÍTULO II. Forjando un Estado

Al desembocar Venezuela en el siglo XX llega al poder Cipriano Castro “El Cabito” a lomos de la Revolución Liberal Restauradora, movimiento militar conformado inicialmente por 60 hombres y que, después de sumar algunos adeptos en su campaña a través del país, logra hacerse con el poder central. Este episodio nos demuestra, cómo una nítida radiografía, cuan débil era el Gobierno Nacional y sus Fuerzas Armadas, tan frágil que apenas requirió menos de un centenar de hombres para derrocar al presidente Ignacio Andrade. A esa debilidad institucional histórica hay que sumarle las consecuencias de uno de los episodios más deplorables contra nuestra soberanía, como lo fue el bloqueo que realizaron gobiernos extranjeros a nuestras costas, hecho ocurrido en 1902.

Leer más