La Enseñanza de la historia ¿genera ciudadanía? (V)

La manifestación del Bien en el trato con el otro. Lo reflejaba, de manera poética, pero profunda y radical, Jesús de Nazareth en la parábola del Buen Samaritano como lo recoge el evangelista Lucano, Lc 10, 25-37. También autores contemporáneos. Dice Dewey (Democracia y educación) que la actitud del individuo es un modo de conocer al otro y un modo de comportase en cada circunstancia social.

Leer más

La Enseñanza de la historia ¿genera ciudadanía? (IV)

¿Qué es la Enseñanza? La etimología nos dice que esta palabra viene del latín in signo sensibilis. Consiste en las señales externas que percibo. Es el primer nivel de la transmisión, lo estrictamente empírico: lo que se oye, lo que se ve y hace en el salón de clases. Es la función del profesor en aula y del ambiente de la escuela.

Leer más

La Enseñanza de la historia ¿genera ciudadanía? (II)

Ya decía el Libertador en su discurso de angostura “Uncido el pueblo americano al triple yugo de la ignorancia, de la tiranía y del vicio; no hemos podido adquirir, ni saber, ni poder ni virtud”. ¿Qué significado tiene todo esto? No hemos logrado buscar ni adquirir conocimientos suficientes; la función más natural y propia del ser humano; no hemos adquirido el arte del buen gobierno que es la relación social mínima con el otro en la ciudad

Leer más

La Enseñanza de la historia ¿genera ciudadanía? (I)

Al proponerme unos amigos, que preparara una charla sobre el tema de la enseñanza, específicamente de la Historia, no pude detener, como me sucede en otras áreas del conocimiento, la sensación y -con frecuencia- la convicción del fracaso de un sistema educativo y sus consecuencias, que vivimos –sufrimos- en las actuales circunstancias. Además la expectativa de un daño que podría catalogar de catastrófico, por una fe en unas tecnologías, útiles y asombrosas, pero insuficientes para la transmisión y formación del ser humano.

Leer más

LA TRANSMISIÓN DE LOS ESTILOS DE GOBIERNO y VIII

Los fracasos en los gobiernos que hemos sufrido en las últimas décadas son evidentes. Basta abrir un poco los ojos y reflexionar sobre las cosas que hemos sufrido, en los servicios públicos, la inseguridad personal y una economía desquiciada. Surgen preguntas sobre el porqué nos equivocamos tanto!!

Leer más

LA TRANSMISIÓN DE LOS ESTILOS DE GOBIERNO VII.

Esto planteado en el artículo anterior genera problemas complejos, pues la metodología del aprendizaje o para el aprendizaje, no es de fácil captación. No es “normativa” sino que se mueve más en el plano de la libertad de acción cívica, de las disposiciones interiores de convicciones personales y esto requiere un tipo de docente especial, un tipo de docente que sea capaz de tener la flexibilidad suficiente como para adaptarse a las situaciones más tirantes sin caer en situaciones de irrespetar la dignidad del hombre que actúa en ese sistema político.

Leer más

LA TRANSMISIÓN DE LOS ESTILOS DE GOBIERNO VI.

Aprendizajes, como los planteábamos en el artículo anterior, son procesos. Los procesos de captación, incorporación o de aprehensión de formas, estructuras, valores o criterios de valoración, se ubican generalmente en las estructuras profundas de la naturaleza humana y no sólo en la naturaleza racional y volitiva, abarca también los deseos y hábitos, todo el aspecto afectivo y del entorno. Esto requiere esfuerzo continuado de la persona y del ambiente cercano (familia).

Leer más

LA TRANSMISIÓN DE LOS ESTILOS DE GOBIERNO V.

No obstante todas las razones que podamos ofrecer para proponer un sistema o una metodología, sigue existiendo un problema en la enseñanza —que podríamos llamar gnoseológico— y que mientras no se defina con precisión no podremos acertar en las soluciones. Por ejemplo, los programas oficiales de los ministerios públicos de enseñanza en los países democráticos están llenos de contenidos sobre la democracia y de actividades que en principio deberían llevar a la práctica democrática.

Leer más

LA TRANSMISIÓN DE LOS ESTILOS DE GOBIERNO IV.

Uno de los grandes obstáculos para el sistema democrático, captado de esa manera por sus seguidores más que por sus críticos, es el de las definiciones del objeto de esa posible enseñanza. No hay posibilidad real de transmisión si no se tiene suficientemente “captado” lo que se va a transmitir.

Leer más