CON PALOS Y PIEDRAS

En octubre de 1962 el mundo observó con la respiración contenida cómo se desataba un peligrosísimo conflicto entre Estados Unidos y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), por la instalación de misiles nucleares de mediano alcance en la isla de Cuba, sobre todo porque los soviéticos habían logrado instalar 5 silos de lanzamientos antes de que los aviones espías estadounidenses los detectaran.

Leer más