Chile: Hoy se cumplen 10 años del derrumbe que dejó a 33 mineros por 69 días bajo tierra

Eran aproximadamente las 2:30 de la tarde, del jueves 5 de agosto de 2010 y como de costumbre los mineros realizaban sus labores en un yacimiento, ubicado en la comuna chilena de Caldera, a 30 km al noroeste de la ciudad de Copiapó, Chile. Ellos no imaginaban lo que sucedería… se produjo un derrumbe en la mina y dejó atrapados a 32 mineros chilenos y 1 boliviano, a unos 720 metros de profundidad durante 69 días.

En ese momento el mundo entero volcó su mirada a los 33 mineros de Chile que estaban atrapados, fueron 69 días de angustia, no sabían si saldrían con vida de ese lugar. Sería una tragedia minera más, hasta que por uno de los pequeños orificios, atado a una perforadora, emergió 17 días después un esperanzador mensaje: «estamos bien en el refugio los 33», escribió uno de los mineros.

Ellos habían logrado permanecer en un refugio de la mina donde apenas había algunas latas de atún y un poco de leche. Aún así se organizaron para que los pocos suministros los mantuvieran con vida, sin saber si sería posible que salieran o no.

69 días después y tras labores arriesgadas de rescate lograron salir con vida los mineros. Esta historia fue tan conmovedora y llegó a tantas personas del mundo que los 33 pasaron de ser víctimas a héroes. Se realizó una película del hecho y hasta un libro, ellos eran la mirada de la prensa y pasaron de ser, en ese entonces de mineros a famosos.

De mineros a famosos

Apenas asomaban sus cascos a la superficie, los 33 eran encandilados por cientos de luces, cámaras y una fama repentina.

«Fueron experiencias impagables. Nosotros con nuestro sueldo, nuestro trabajo, habríamos llegado con suerte a Santiago. Salir a Estados Unidos, España, Inglaterra, Canadá, Israel, Grecia… Yo anduve aparte por Costa Rica, Guatemala, Alemania, Chipre, Turquía, por montones de partes, haciendo charlas». Omar Reygadas es un agradecido del trato que recibieron. Parecían tener el mundo a sus pies.

Tras el mediático rescate, aparecieron contratos que parecían millonarios, ofertas para realizar películas y libros. Mucho más de lo que tenían en mente cuando intentaban sobrevivir a 700 metros bajo tierra.

 Sin embargo, no todo fue color de rosa ya que por falta de asesoría los mineros cedieron sus derechos a los abogados Remberto Valdés y Fernando García (representando al estudio Carey), que negociaron los contratos para la realización de la película y de un libro («En la Oscuridad. La historia jamás contada de los mineros chilenos» de Héctor Tobar), pero reclaman que nunca tuvieron el control y perdieron por siempre los derechos de su propia historia.

Luis Urzúa, el último en ser rescatado comentó «Viene un 5 de agosto y todos se acuerdan, todos preguntan, pero pasamos 364 días al año en que nadie se acuerda de cuál es la situación de los 33 mineros. Vendrá el año número 11 y nos van a preguntar lo mismo, quedará el último minero vivo y le preguntarán lo mismo»… «Cuando salimos nos ofrecieron grandes proyectos, pero esas cosas se hacen con abogados, uno solo no puede hacer nada, no tiene las facultades, y eso nos llevó a ser engañados, a quedar con las manos vacías. A 10 años seguimos tratando de recuperar nuestra dignidad, nuestros derechos».

Hoy en día la mayoría vive de la pensión vitalicia que en ese entonces les dio el gobierno donde perciben solo un poco más del salario mínimo de Chile, aproximadamente unos 400 dólares al mes.

Aseguran que les es difícil encontrar trabajos ya que los empresarios piensan que pueden ser una piedra de tropiezo en caso de detectar que no se cumplen las medidas de seguridad, ya que los 33 tienen cercanía y contacto con los medios de comunicación.

Este derrumbe de la mina San José quedará por siempre en la memoria de los mineros, quienes comentan que todavía les es difícil dormir, o los pensamientos les dan una mala jugada con el recuerdo de lo que fueron 69 día bajo tierra.

Karina Quintero

Nerio Fuenmayor

Periodista venezolano egresado de la Universidad del Zulia. Con formación de maestría en Gerencia de Mercadeo. | Santiago de Chile | Twitter | Instagram